Amelia Arroquia y Judith Martínez, el futuro es su presente

Amelia Arroquia y Judith Martínez, el futuro es su presente

Necesitan avanzarse al tiempo. El éxito de sus catálogos de ropa infantil reside en el acierto que muestren al pronosticar lo que está por venir a todos los niveles, incluso en la política y la ciencia. Son rastreadoras de tendencias

ELENA MELÉNDEZVALENCIA

La crisis no las detuvo a la hora de dar forma al proyecto que hoy se ha convertido en su pasión y profesión. Amelia Arroquia y Judith Martínez se conocieron cuando ambas estudiaban Diseño Industrial. Judith se decantó por la rama gráfica y Amelia por la industrial, y ambas iniciaron trayectorias separadas, ésta como diseñadora de lámparas y aquélla en la empresa textil familiar. Amelia, además, se formó en investigación y técnicas de mercado. «Era muy compatible con el perfil de diseño. Pensé que conociendo al consumidor podría ser mejor diseñadora y entender cómo funcionaba el mercado». Pero con el tiempo sus caminos de juntaron de nuevo, decidieron emprender y crearon Minicool, un estudio de tendencias y diseño gráfico en el que generan trend books que venden en todo el mundo.

Nuestra cita es en la biblioteca de la calle del Hospital, un lugar importante para ellas, ya que les recuerda sus inicios. «Cuando empezamos no teníamos una oficina y nos reuníamos en diferentes sitios, entre ellos esta biblioteca, donde además buscábamos información. Es un enclave muy bonito de Valencia. Las dos somos de aquí y nos encanta nuestra ciudad», explican. Rodeadas de libros, además, dan muchas veces con la información y las referencias que necesitan para elaborar sus catálogos de ropa infantil. «Con esos datos nosotros interpretamos lo que va a suceder en un tiempo. Aquí buscamos referencias pasadas que también nos influyen a la hora de dibujar y diseñar».

'Made in Valencia'

Cuando Amelia y Judith crearon Minicool no había ningún español que trabajara este producto y hasta el momento son las únicas que lo hacen. «Fue clave dirigirnos al mercado internacional. Estamos vendiendo en toda Europa, China, India, Estados Unidos, Canadá, Brasil, Argentina, Colombia o México. Fuera la gente conoce más Valencia de lo que nos creemos. FIMI ayudó mucho. El sector infantil siempre ha sido muy fuerte», reconocen.

Cuentan cómo afecta la política y ponen de ejemplo la temporada primavera-verano 2017, que según afirman las coolhunter va a estar muy influida por el hecho de que Estados Unidos se haya abierto a Cuba. «Eso significa que mucha más gente vivirá lo que es ese país, repercutiendo en la forma de actuar, de ver el mundo. Algunas firmas enormes se han sumado a la tendencia, como Chanel, que ha sacado ahora una serie de camisetas inspiradas en la isla».

Los colores de la temporada, que escoge Pantone, se sacan al mismo tiempo que ellas muestran su paleta. «Puedes acertar o no, hay muchas influencias que en algún punto confluyen entre sí porque todos nos basamos en las mismas fuentes de información, en los mismos sucesos». Les pido que me avancen las tendencias que en todos los ámbitos imperarán la temporada que viene y ellas me hablan de una mega conexión por un exceso de dispositivos conectados. También se normalizarán las operaciones realizadas por robots. En este sentido, pronostican que los implantes de cualquier parte del cuerpo van a ser tan perfectos que las personas tendrán más capacidades, dando lugar a súper humanos. «En un futuro cercano las Paralimpiadas centrarán cada vez más la atención porque se batirán nuevos récords. Eso por ejemplo se traduce en una colección robótica que hicimos para el invierno de 2016-17 o en otra colección de súper héroes que sacamos esa misma temporada». En contraposición a estos cambios tan rápidos vaticinan una tendencia de pausa, donde el tiempo se convierte en el bien más valioso. «Estar con la gente que quieres pasa a ser una prioridad, igual que los viajes experienciales. La relajación es el nuevo lujo». Señalan la importancia de la generación Alpha, la de aquellos nacidos a partir de 2010. «Aprenden antes a usar una tablet que a andar. Tienen muchísima agilidad mental, lo que les llevará a acostumbrarse a los cambios muy rápidamente. Marcarán un antes y un después».

Si repasamos el camino recorrido, me confiesan que su secreto ha sido hacer cosas con cabeza y ser prudentes. «No pedimos dinero a nadie, hemos hecho siempre reinversión y con mucho cuidado, pensando mucho cada movimiento. También hay un componente de suerte y de escoger el momento adecuado. Aunque todo te lo pinten muy negro, todavía es posible hacer cosas».