Cuánto, cómo y cuándo pagará por la luz a partir de abril

Con los costes fijos, que suponen más de la mitad del recibo eléctrico, subiendo un 20%, queda poco margen para ahorrar, a pesar de los cambios anunciados en los precios de la energía

JOSÉ MARÍA CAMAREROMADRID
Se avecinan cambios en la factura de la luz. / Archivo/
Se avecinan cambios en la factura de la luz. / Archivo

La parte contratante de la primera parte... No se asuste, sufrido consumidor. La famosa expresión de Groucho Marx en 'Una noche en la ópera' sólo sirve para resumir la compleja operación de facturar el consumo de electricidad en cualquier hogar o negocio. Desde 1997, han sido 50 el número de decretos que los sucesivos gobiernos han aprobado para desarrollar la liberalización del mercado energético. Sólo en los cinco años de crisis, 20 nuevas normas para evitar lo que ha sido imposible: que el precio de la luz haya aumentado un 63% en este periodo desde 2008. Ahora, el Ejecutivo da una nueva vuelta de tuerca a la legislación para evitar incrementos sustanciales en las facturas. Pero es difícil asegurar que lo que paga cada ciudadano vaya a obtener alguna alegría. Al menos, si el Ministerio de Industria no aclara aún más cómo se ajustará la nueva factura de la luz, que se pondrá en marcha el 1 de abril.

Ya conocemos varias novedades: que el coste de la electricidad consumida variará en función de lo que se negocie en el mercado mayorista; los costes de peaje aumentarán un 20%; y los impuestos se mantendrán como hasta ahora. ¿El resultado? Para las viviendas habituales, dependerá del consumo que se realice, aunque Industria calcule una rebaja media del 3%; y para las segundas residencias, implica un coste final aún mayor del que venían abonando hasta ahora. Para arrojar un poco más de luz a la factura que le llega cada dos meses a su casa es necesario aclarar previamente en qué consisten conceptos como «consumo de energía», «costes de peaje» e incluso los «impuestos».

Lea la noticia completa en Finanzas.com