Rubalcaba promueve una alternativa económica de los socialdemócratas en la UE

Invita en una carta a sus homólogos europeos a actuar de manera concertada para romper la estrategia de los ajustes drásticos

PAULA DE LAS HERASMADRID

Alfredo Pérez Rubalcaba buscará una acción concertada de todos los partidos socialdemócratas para tratar de orientar las políticas de la UE hacia un mayor estímulo económico frente al rigor de unos ajustes fiscales drásticos que, sostiene, han demostrado ser contraproducentes. El secretario general del PSOE remitió este viernes una carta a sus homólogos en 25 países, al presidente del grupo de la alianza progresista de socialistas y demócratas en el Parlamento Europeo, el austriaco Hannes Swoboda, y al presidente de la Eurocámara, el alemán Martin Schulz, para proponer la celebración de un encuentro en el que debatir sus ideas.

En la misiva, Rubalcaba alerta de que la Unión Europea tiene ante sí un reto importante no sólo porque la crisis económica ha generado una profunda crisis social que pone en peligro la sostenibilidad del sistema de bienestar sino porque también ha puesto al descubierto algunas disfunciones internas . «Las medidas políticas que se están aplicando, decididas en instituciones lejanas a los ciudadanos -remarca-, están erosionando la calidad de nuestro sistema democrático y abonan el terreno para el desarrollo de movimientos populistas, nacionalistas, anti-europeos y no democráticos».

En todo caso, el foco no se centra en las ineficiencias de la propia UE sino en lo baldío de una estrategia elegida para hacer frente una crisis que comenzó teniendo carácter financiero, pasó a ser una crisis de deuda pública y ha terminado convertida en una crisis de la eurozona. Estrategia, hace hincapié, «liderada por los conservadores». «Ha quedado claro que, cuando los canales de crédito no están funcionando correctamente, el consumo privado y la inversión no puede expandirse y el sector público debe seguir jugando un papel estratégico para sostener la actividad económica», dice.

En noviembre la eurozona volvió a entrar en recesión.; la segunda tras la sufrida en 2009. La propia Comisión Europea prevé que no habrá crecimiento hasta el último trimestre de 2013 y que España será la última en salir del bache. E incluso Alemania y Francia tienen dificultades. «Estoy convencido -alega aún así Rubalcaba - de que todavía podemos cambiar estas expectativas». Con este mensaje propone a sus socios unir esfuerzos entorno al Partido Socialista Europeo y a su grupo en el Parlamento de Bruselas para presentar una «agenda alternativa».

Coordinación

Hasta ahora, la izquierda ha demostrado ciertas dificultades para coordinarse en la UE frente un Partido Popular Europeo de lazos sólidos. El líder de los socialistas españoles aspira a cambiar la tendencia y propone trabajar unidos con tres objetivos clave: un enfoque «más gradual» en la reducción del déficit (reconoce que es probable ya que la Comisión revise los calendarios de forma bilateral con cada país); inversiones estructurales a medio plazo en redes digitales, conexiones energéticas, nuevas industrias y políticas de formación, y una política monetaria, por parte del BCE, que acompañe lo anterior.

En principio, Rubalcaba sugiere reunirse «a principios de año» para tratar el asunto, aunque la convocatoria del encuentro corresponde al presidente del Partido Socialista Europeo, el búlgaro Sergei Stanishev, que también ha sido informado por el PSOE.