Santiago Segura: «Vázquez se debía estudiar en los colegios, como Berlanga»

El actor encarna al dibujante en ‘El gran Vázquez’, primera película española a concurso

R.C.SAN SEBASTIÁN
Santiago Segura: «Vázquez se debía estudiar en los colegios, como Berlanga»

Santiago Segura parece feliz de estar en San Sebastián, a pesar de la paliza que se ha dado para poder acudir al festival. A pesar de estar inmerso en el rodaje de la cuarta parte de Torrente, al que le quedan todavía varias semanas de rodaje, el actor y director ha aparecido en el hotel María Cristina, uno de los ejes por los que pivota el certamen con ganas de divertir y revindicar a uno de los grandes dibujantes y humoristas del país: Manolo Vázquez. Se debía estudiar en los colegios, como Berlanga. Es el Velázquez de la historieta, ha pedido Segura.

El madrileño se mete en la piel del creador de las Hermanas Gilda, Anacleto o la Familia Cebolleta en , una película dirigida por Óscar Aibar (Platillos volantes, La máquina de bailar) que narra la particular vida de este artista, considerado por muchos de sus coetáneos en la Editorial Bruguera como el mejor entre los suyos.

Pero había otro Vázquez, el mujeriego, el polígamo y el timador. Era un tío carismático, el otro reverso de la moneda. Era un ácrata y, sobre todo, un rebelde, ha indicado con admiración su otro yo en la pantalla grande. Segura confiesa que de pequeño ya era fan de los dibujos de Vázquez, Ibáñez y los cómics de Asterix y que le hubiera gustado ser como él: Pero soy un gallina. Pago a hacienda.

Colaboración familiar

La personalidad de Vázquez era arrolladora. Hasta sus timados le reconocían la acción con admiración. Con él desapareció el último pícaro, ha apuntado el director de la cinta. Es irrepetible. Tenía una pasta especial, coincide el actor. Aibar coloca la película en los años sesenta, la época dorada de Vázquez. Trabajaba en casa, cobraba bien y toreaba a González (Enrique Villén), su jefe. Pero la llegada del administrador Peláez (Álex Angulo) hará cambiar la placentera vida laboral de Vázquez.

A la hora de realizar la película, un tema peliagudo era la familia. Vázquez tuvo once hijos de siete mujeres. Para evitar problemas, Aibar enseñó el guión a todos los descendientes y las mujeres del dibujante. Como sería este tipo, que algunas de ellas están enamoradas todavía de él, ha señalado el director, quien ha insistido en señalar que todo lo que se cuenta en la cinta es verdad.

En aparecen dos de los hijos, Manolo y Vicky. Los dos tienen dos pequeños papeles. El vástago hace de médico y ayuda a Rosa (Mercè Llorens) en el parto de sí mismo. Decía que me voy a nacer, comenta Segura. se estrena el próximo viernes 24 de septiembre en toda España.

Fotos

Vídeos