Puig pide al independentista Torra impulsar las relaciones con Cataluña

Puig pide al independentista Torra impulsar las relaciones con Cataluña

El presidente del Govern acepta de inmediato la propuesta y plantea por carta celebrar una cumbre bilateral «lo antes posible»

A. C. / AGENCIASAgencias

El presidente Ximo Puig decidió al poco al llegar al Palau de la Generalitat en 2015 fomentar las relaciones de la Comunitat con Cataluña pese a que la comunidad vecina ya se encontraba inmersa en pleno desafío independentista. Después de varios encuentros con el ahora expresidente Carles Puigdemont, la relación se enfrió de cara al referéndum ilegal del 1 de octubre pero ahora parece que existe la intención de fortalecer los vínculos, ya que el también líder del PSPV planteó ayer retomar las relaciones al presidente catalán, Quim Torra, quien no tardó en aceptar.

Puig realizó esta propuesta durante una entrevista en TV3 en la que afirmó que le «gustaría» que se retomaran las relaciones con el Gobierno de Torra. El jefe del Consell explicó que tras el referéndum ilegal organizó un encuentro en Barcelona entre empresarios valencianos y catalanes pero que Torra «declinó» asistir. «No he sabido más», señaló Puig, quien destacó que aunque el líder independentista «tiene derecho a encarar las relaciones de vecindad como quiera», él siempre estará «abierto» a la cooperación».

El presidente del Ejecutivo valenciano remarcó que no sabe si es o no el momento para una reunión con Torra y que «dependerá» de «muchas circunstancias». También quiso marcar cierta distancia al incidir en que espera «que cambien en estos cuatro años muchas cosas, que haya más pragmatismo en las relaciones, apertura y superación de fronterizaciones que no comparto».

Bonig critica el encuentro y remarca que el Consell «está arrodillado» ante el Gobierno catalán

Puig también aprovechó para mandar un mensaje a Cataluña sobre un tema fundamental para la Comunitat como es la reforma del sistema de financiación. El presidente se mostró esperanzado que se retome la negociación y que el Gobierno de Cataluña vuelva a participar en ese proceso del que hasta ahora no ha querido saber nada. Según Puig, esa reforma puede «ayudar en parte» a «superar fracturas que existen en la organización territorial». «Toda piedra hace pared», remarcó.

El guante lanzado por Puig no tardó en ser recogido por Torra, que insistió en que «las puertas del Palau están abiertas». En un mensaje de Twitter, el presidente del gobierno catalán respondió así a Puig y añadió que reiteraba «la invitación». «Tampoco tengo inconveniente, todo lo contrario, en reunirme con usted en Valencia, si lo preferís», subrayaba el mensaje, por lo que tampoco se puede descartar un encuentro en la Comunitat. Torra también quiso rechazar que no quiera «saber nada del País Valencià» en referencia al plantón de la cumbre de empresarios. «Todo lo contrario. Lo quiero saber todo. Y ya sabéis que espero verle muy pronto en Barcelona o Valencia», sentenció. Poco después, la propuesta llegaba formalmente en forma carta a la Generalitat, pidiendo una reunión bilateral «lo antes posible».

El dirigente secesionista insiste en que quiere «saberlo todo» sobre «el País Valencià»

El jefe del Consell ya invitó a Puigdemont a la Comunitat en 2016 cuando el líder catalán ya había arrancado el desafío independentista. Además, Puig se volvió a reunir meses más tarde con el entonces presidente, esta vez en Barcelona. «Luego se tomaron decisiones que paralizarían las relaciones porque la agenda catalana tiene otros horizontes» recordó ayer Puig en referencia al Gobierno catalán, al cual reprochó no respaldar encuentros como el del Corredor Mediterráneo.

«Blanquear el separatismo»

La propuesta del presidente valenciano no tardó en despertar críticas desde la oposición. La presidenta del PPCV, Isabel Bonig afirmó que Puig, está «blanqueando a los separatistas» porque «le da la mano al señor Torra, que es el que quiere romper España y la convivencia». Según la dirigente popular, el PSOE, «después de lo de Navarra, que ha sido increíble porque nunca se había pactado con los herederos de los terroristas frente a los constitucionalistas, ahora sabemos que Puig le da la mano al señor Torra que es el que quiere romper España, el que tiene a consellers imputados sentados en el banquillo del Tribunal Supremo por romper España y dar presuntamente un golpe de Estado».

Según Bonig, el Gobierno valenciano es «catalanista», está «arrodillado ante Cataluña» y «prefieren ser catalanes de segunda antes que valencianos de primera». La presidenta del PPCV destacó que «4. 311 votos han hecho que Puig sea presidente de la Generalitat, si no se hubiera consumado el cambio en la Comunitat».

Bonig sobre las declaraciones de Puig