Vox denuncia que no tienen despachos en el Ayuntamiento de Valencia

Pleno en el Ayuntamiento de Valencia tras las elecciones municipales de mayo/Manuel Molines
Pleno en el Ayuntamiento de Valencia tras las elecciones municipales de mayo / Manuel Molines

La formación verde piensa que no se les respeta lo suficiente en el consistoro y exigen una mejora de las condiciones en las que trabajan

EUROPA PRESSValencia

El grupo municipal de Vox en el Ayuntamiento de Valencia ha denunciado este miércoles la falta de despachos en el Ayuntamiento «para poder trabajar dignamente» y ha lamentado que mientras que ellos no disponen de instalaciones, «PSPV-PSOE y Compromís están jugando al reparto de los sillones» para «ver quién se queda con el sillón más grande y quién figura más.

Así lo ha notificado la formación en un comunicado ante «la falta de contestación del Ayuntamiento a los requerimientos del grupo». «Solicitamos la cesión de unas oficinas provisionales hasta la adjudicación de los despachos definitivos y no hemos recibido respuesta del Ayuntamiento», han agregado.

El portavoz de Vox en el Ayuntamiento, Pepe Gosálbez, ha añadido que no han obtenido respuesta «ni del alcalde ni de la persona que tiene delegadas esas funciones, si es que las tiene alguien porque no hay gobierno todavía».

Al igual que le sucediera al grupo parlamentario de Vox en Les Corts, «los concejales se ven obligados a trabajar desde sus casas sin poder contar con los recursos de los que disponen el resto de grupos municipales». El portavoz ha alegado que se trata de algo «totalmente indigno para dos representantes públicos».

Asimismo, el portavoz ha insistido en que «durante todo este tiempo los concejales de Vox no han podido trabajar en las mínimas condiciones que requieren las necesidades de los ciudadanos, en general, y de los votantes de Vox, en particular».

La formación ha indicado que «se encuentran en un despacho muy pequeño y que es usado, ahora, por tres personas, pero con dos mesas y dos ordenadores» y ha detallado que, tras la salida de Podemos del Ayuntamiento, «han quedado libres los despachos que utilizó este grupo municipal durante la pasada legislatura, por lo que no debería haber problema en ocupar provisionalmente dichas oficinas».

A juicio del portavoz, «todo esto se suma a la incapacidad para formar un Gobierno y a la propuesta de Ribó de subir los sueldos a todos los concejales, lo que demuestra que están más pendientes del poder y del dinero que de las necesidades de los valencianos», y ha añadido que «piensan en su ombligo, no ven más allá que ellos mismos, y les importa un bledo los valencianos».