La violencia de género, mil víctimas después

Mónica consiguió dejar atrás el maltrato que sufrió durante trece años. Al poco de comenzar su relación empezaron las agresiones verbales. Palabras que se convirtieron en golpes frente a su hijo de seis años y ataques que rozaron la muerte cuando su expareja intentó estrangularla. Fue entonces cuando su silencio se convirtió en un grito. Ella fue una de las primeras que tuvo escolta policial. Hoy hay más de seis mil mujeres con un riesgo medio o alto. Doce están vigiladas las veinticuatro horas. La situación ha cambiado desde entonces. Hay una sociedad más concienciada en la igualdad y las denuncias se han incrementado. Se da más protección a las mujeres maltratadas. También a sus hijos, considerados víctimas. Sin embargo hay cosas que no han cambiado mientras continúe habiendo víctimas de la violencia de género y otras que deben cambiar como, por ejemplo, tomar conciencia del problema y actuar antes de que sea demasiado tarde.