Las vacaciones dan la presidencia a Podemos

Las vacaciones dan la presidencia a Podemos

El vicepresidente segundo profundiza su perfil institucional con visitas a municipios mientras continúa con la puesta en marcha de su departamento

Arturo Cervellera
ARTURO CERVELLERAValencia

Las vacaciones de verano son un momento clave en el año para desconectar de la rutina diaria y dejar de lado el trabajo. También para los políticos. La mayor parte de los dirigentes disfrutan ahora de un período de descanso que han recibido con los brazos abiertos tras el maratón electoral de 2019 y sesiones interminables de negociación de gobiernos que, por lo menos, en el caso valenciano han llegado a buen puerto. Esta situación lleva a que cuando el máximo representante de una institución se toma unas semanas de respiro es el siguiente en la cadena de mando el que ostenta su puesto. En la Comunitat, el presidente Ximo Puig comenzó ayer sus vacaciones y, como ha ocurrido otros años, la encargada en asumir la presidencia iba a ser la vicepresidenta Mónica Oltra pero, como también disfruta estos días de su retiro estival, ahora el principal dirigente es el vicepresidente segundo Rubén Martínez Dalmau.

El que fuera candidato a la Generalitat por Unidas Podemos será 'presidente accidental' por primera vez ya que apenas lleva unos meses en su cargo y de esta forma lleva a la formación morada a dirigir, aunque sea por poco tiempo y de forma muy limitada, la Generalitat. El puesto que asume Dalmau, que disfrutó de un pequeño descanso la primera quincena de agosto, es más simbólico que político ya que Puig podría interrumpir en cualquier momento sus vacaciones si hay una emergencia que lo requiere y en el caso de que el vicepresidente tuviera que tomar alguna decisión de calado consultaría siempre a sus socios de PSPV y Compromís.

Tal y como confirman desde la propia Vicepresidencia segunda y conselleria de Vivienda, en lo que sí se ha empezado a notar esta delegación de funciones es en su agenda y en la vertiente más institucional. Dalmau es ya el encargado de realizar encuentros con diferentes autoridades que acostumbra mantener Puig y que han arrancado desde esta misma semana con la visita del dirigente de Podemos a Xàtiva. Ayer, el vicepresidente visitó la localidad, se reunió con el alcalde, atendió a medios de comunicación en el Ayuntamiento y realizó un paseo por la feria. Por el momento, en la agenda no figura ningún otro encuentro de estas características pero es muy probable que Dalmau vuelva a ejercer de presidente en algún encuentro institucional. Una labor con la que el representante parece encantado ya que desde el departamento reiteran que existe una «total disponibilidad» para desarrollar las funciones representativas.

Nuevo curso político

En la conselleria el trabajo del día a día también sigue su curso y ayer mismo el vicepresidente reunió a los secretarios autonómicos y directores generales para preparar el nuevo curso político que comienza en menos de dos semanas. Este encuentro, que se enmarca dentro de las competencias habituales y no tiene carácter extraordinario, abordó la futura comparecencia de Dalmau que tendrá lugar a principios de septiembre en Les Corts y en las que tendrá que exponer la hoja de ruta de su departamento. Del mismo modo, afirmaron que se sigue trabajando para «crear estructura» ya que al ser la conselleria de nueva creación, todavía se tiene que asignar parte del funcionariado que supervisarán y existen servicios comunes con la conselleria de Infraestructuras, ya que en la anterior legislatura estaban unidas. Una situación que garantiza a Dalmau y a su equipo un agosto más intenso de lo habitual.