Twitter y Facebook eliminan 359 cuentas falsas «operadas» por el Partido Popular

Twitter y Facebook eliminan 359 cuentas falsas «operadas» por el Partido Popular

Desde la formación que lidera Pablo Casado aseguran que «el PP nunca ha creado cuentas falsas», sin embargo, la red social responde que «están atribuidas de forma fiable»

Miguel Ángel Alfonso
MIGUEL ÁNGEL ALFONSOMadrid

En campañas políticas donde cada vez se rechaza más la propaganda tradicional las redes sociales cobran importancia a la hora de pescar en los caladeros de votos. Las cuentas falsas de Twitter han influido, por ejemplo, en las elecciones presidenciales de Estados Unidos y en la votación del Brexit, de 2016, en un 3,23% y un 1,76% en los resultados que dieron la victoria a Donald Trump y a la marcha de la Unión Europea, respectivamente, según recoge un estudio económico de la Oficina Nacional de Investigación Económica (NBER), de EEUU.

España no es ajena a estas prácticas. Twitter reconce oficialmente en su blog que ha eliminado 259 cuentas que «potenciaban de manera artificial la opinión pública en España» desde octubre 2018 que estaban «operadas por el Partido Popular». Mientras Facebook e Instagram han hecho lo propio este viernes borrando 65 y 35 perfiles asociados a los populares con los que, según explica Facebook, «criticaban a sus rivales políticos».

«Aunque las personas detrás de esta actividad intentaron ocultar sus identidades, nuestra investigación encontró vínculos con personas asociadas con el Partido Popular», indica la red social en un comunicado. Twitter, por su parte, señala que «estas cuentas estuvieron activas durante un período relativamente corto, y consistían principalmente en cuentas falsas con un comportamiento de spam o que hacían Retweet para aumentar la interacción».

Desde el Partido Popular se defienden asegurando que «el PP nunca ha creado cuentas falsas. Creemos que la efectividad en Twitter se consigue gracias al trabajo de personas reales». En su opinión, estos datos pueden deberse a «usuarios de la red que interactuan con nuestras cuentas oficiales».

Sin embargo, fuentes de Twitter explican que los datos relevados en su blog pertenencen a «cuentas coordinadas de forma maliciosa» y que «están atribuídas de forma fiable». «Primero, solo revelamos conjuntos de datos asociados con actividades maliciosas coordinadas que podemos asociar de manera fiable con actores afiliados al estado. Por razones de privacidad y seguridad, no divulgamos información sobre individuos o cuentas no afiliadas a un actor estatal», añaden.

Antes de eliminar una cuenta, los responsables de la red social verifican si es un caso de «falso positivo causados por un error analítico». «Pueden ocurrir errores, y hacemos todo lo posible para evitar esto en cada etapa de nuestras investigaciones. Este proceso lleva tiempo», afirman.

'Bots' independentisas

No es la primera vez que la red social actúa así en España. A principios de 2019, suspendieron 130 cuentas falsas «asociadas directamente con el movimiento independentista catalán, específicamente de Esquerra Republicana de Catalunya». Según Twitter, «se dedicaron principalmente a difundir contenido sobre el referéndum catalán. La red incluye cuentas falsas que parecen haber sido creadas con la intención de influir inorgánicamente en la conversación de formas políticamente ventajosas. Configurar cuentas falsas es una violación de las Reglas de Twitter , punto final», afirman tajantemente.

En cuanto si hay cuentas falsas relacionadas con otros partidos políticos españoles, desde la red social insisten en que, por el momento, «no hay cuentas falsas que hayan podido ser atribuidas a otros partidos».

Un príncipe en Twitter

Otra de las cuentas eliminadas en esta última oleada, este mismo viernes, ha sido la oficial del asesor saudí Saud al Qahtani, casi un año después de que fuese cesado por su supuesta vinculación con el asesinato del periodista Yamal Jashogi en el consulado de Arabia Saudí en Estambul.

Saud al Qahtani, príncipe de la familia real saudí, era uno de los principales colaboradores del principal heredero, Mohamed bin Salmán, a quien la CIA estadounidense y otros países consideran responsable de ordenar el asesinato del periodista, crítico con la monarquía.

Sospechas de manipulación

Para distinguir la posible manipulacion en las redes, Twitter dispone de un equipo dedicado a idenfificar e investigar las cuentas sospechosas, «incluida la posible actividad respaldada por el estado». «Empleamos una variedad de señales y herramientas de código abierto y patentadas para identificar cuándo se puede llevar a cabo un intento de manipulación coordinada, así como los actores responsables de ello. También nos asociamos estrechamente con los gobiernos, las fuerzas del orden y nuestras empresas similares para mejorar nuestra comprensión de los actores involucrados en las operaciones de información y desarrollar una estrategia integral para abordarlos», explican.