El PP trata de minimizar que la juez considere indiciariamente acreditado que a Casado se le regaló el máster

Pablo Casado compareció tras conocer la noticia y hasta retrasó su viaje a Bogotá, lo que no ha evitado que hoy su máster sea portada de todos los periódicos. Según la juez, un regalo indiciariamente acreditado, por lo que le ha pedido al Supremo que coja el testigo.Pero nada de esto tiene relevancia para el PP que asegura que no va a dedicar ni un minuto a este tema. Sin embargo, han sido 20 de 23 minutos de rueda de prensa, Nueve de once preguntas las que le han hecho a su secretario general en torno a este tema.También su vicesecretario tiene el encargado de cerrar filas y tratar de minimizar el caso. Dicen que es irrelevante y que es la oposición la que quiere alargar el asunto.Ciudadanos por su parte recuerda que de no existir el aforamiento, Casado estaría ya imputado y Podemos cree que si tiene aprobados regalados en su currículum, debe dejar la política.Casado se niega, incluso a cooperar en la pericial propuesta por la juez para comprobar la fecha de creación y modificación de los archivos de los trabajos con los que sacó 3 sobresalientes en 15 días. Con todo, el recién elegido líder tiene la sombra del máster para rato. Una vez sea firme el auto, el Supremo tiene que decidir si lo admite a trámite, en septiembre. En ese caso, lo primero sería pedir al Congreso autorización para investigarle, lo que, votación de los partidos incluida, difícilmente puede ocurrir antes de noviembre.