Transparencia amplía los casos de incompatibilidades en pleno debate por las acciones de Puig

Transparencia amplía los casos de incompatibilidades en pleno debate por las acciones de Puig
J. Monzó

La conselleria gestionada por EU tramita cambios en la ley que aumentan las situaciones de infracción y sitúa su aprobación en noviembre

S. P.

La Conselleria de Transparencia, actualmente gestionada por Esquerra Unida, ha iniciado la tramitación para la modificación de la Ley de Incompatibilidades en varios de sus puntos con el fin de modificar la casuística de las sanciones graves por presentación de los altos cargos de documentos vinculados a la compatibilidad de su actividad. El cambio en la legislación se produce en pleno debate sobre las acciones de Puig en un medio de comunicación inmerso en una operación de compraventa, lo que ha propiciado que la Abogacía de la Generalitat haya confeccionado un informe con el que se pretende avalar la actuación del jefe del Consell.

La presidenta del PP valenciano, Isabel Bonig, tildó ayer de «sospechoso» que la Generalitat haya iniciado los trámites para modificar la Ley de Incompatibilidades de 2016. Fuentes del Gobierno valenciano señalaron que se trata de cambios «meramente técnicos» y previstos desde antes de que finalizara la anterior legislatura.

El Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV) publicó ayer el inicio del proceso de información pública del proyecto de modificación de la Ley 8/2016 de incompatibilidades y conflictos de intereses de personas con cargos públicos no electos de la Generalitat, a través de la Ley de medidas fiscales, gestión administrativa y financiera y de organización (la conocida como ley de acompañamiento a los presupuestos autonómicos). Precisamente, que esa modificación se produzca a través de la ley de acompañamiento permitirá que el cambio llegue con más rapidez, si bien es cierto que esa prontitud provocará que toda la polémica vinculada a las incompatibilidades de los altos cargos del Consell, ahora en su punto álgido a causa de las acciones de Puig en un medio de comunicación, se reproduzca en noviembre, cuando se debate la ley de acompañamiento. El asunto amenaza con eternizarse para el presidente.

Esta resolución, firmada el pasado 19 de julio por el secretario autonómico de Transparencia, Ignacio Blanco (Esquerra Unida), no incluye especificaciones sobre la propuesta de modificación. El proceso para recibir aportaciones se realiza a través de la web de la Conselleria de Transparencia y está abierto durante 15 días.

Las modificaciones legislativas se producen en torno a tres asuntos. Por un lado, eximir de la presentación de una extensa documentación relacionada con los bienes personales a aquellos nombramientos honoríficos que ni cobran ni tienen actividad ejecutiva en el Consell. De este modo, se descarga de la obligación de presentar documentación a personas como el comisionado que negocia la infrafinanciación valenciana, un cargo sin retribución. Igualmente, se pretende reafirmar la labor inspectora de la Oficina de Control de Conflictos de Intereses. Si bien es cierto que esa capacidad de inspección ya se contempla a través del reglamento que desarrolla la ley, ahora se busca apuntalar ese papel con un cambio de la misma ley originaria. Además, la modificación que ahora se tramita amplía la casuística sobre las infracciones muy graves en las que pueden incurrir los altos cargos. Por ahora, la irregularidad se considera la presentación de datos o documentos que, deliberadamente, sean falsos, no se ajusten a la realidad. El cambio supone incluir también que se suministren los datos con el fin de «propiciar una falsa apariencia de legalidad». Se trata, en este sentido, de contemplar toda la casuística por la cual se pueda incurrir en una falta muy grave.

Fuentes de Transparencia rechazaron la vinculación de los cambios con el debate que afecta a Puig y también consideraron infundada la crítica de Bonig por considerar, desde la consellería, que la modificación de la ley lo que busca es endurecer y fortalecer el sistema de control de las compatibilidades de los altos cargos del Consell.

Más