El traductor que impulsó el catalán en Inglaterra eludió las normas de Les Corts

El traductor de Les Corts durante su ponencia en Bristol para promocionar el catalán en Gran Bretaña e Irlanda. / the anglo catalan society
El traductor de Les Corts durante su ponencia en Bristol para promocionar el catalán en Gran Bretaña e Irlanda. / the anglo catalan society

El empleado no presentó una memoria sobre sus viajes a Birmingham y Bristol como exige el estatuto de personal

Héctor Esteban
HÉCTOR ESTEBANValencia

En Les Corts Valencianes es fácil salir de viaje, participar en un congreso que nada tiene que ver con tu puesto de trabajo, cargar las dietas al bolsillo público de la Cámara regional y no disimularlo ni siquiera con la presentación de una memoria que exige el estatuto del trabajador. Este es el plan seguido por el traductor de la institución, Daniel Pérez i Grau, que en 2017 y 2018 participó en Birmingham y Bristol en sendos congresos para promocionar el catalán en Gran Bretaña e Irlanda del Norte y cuyos gastos, más de 1.200 euros en dietas, los cargó al Parlamento autonómico. Además, Grau pasó las dietas a la caja pública y compareció en las islas como profesor asociado de la Universitat Jaume I de Castellón, que no abonó ni un euro por los gastos que generó su docente.

En principio, la presencia de Daniel Pérez i Grau en Gran Bretaña para promocionar la lengua catalana no se ajusta a las condiciones incluidas en el artículo 31 sobre la licencia por estudios incluido en el estatuto de personal de Les Corts. Además, en el caso de encajar en alguno de los apartados, Daniel Pérez i Grau incumplió la obligación de presentar una memoria sobre su labor en Bristol y Birmingham.

El secretario primero de la Mesa de Les Corts y diputado de Ciudadanos, Emilio Argüeso, ya ha recibido los documentos del expediente del viaje del traductor de la Cámara a Bristol. Argüeso tan sólo ha recibido la petición, la autorización y el pago de la dieta. Un proceso que no tutela ningún cargo político y que se cuece entre el beneficiario, los responsable del área y el letrado mayor de la Cámara, que es la última persona que autoriza el pago.

La jefa de área y el letrado mayor de la Cámara fueron los que firmaron el pago de las dietas

El primer apartado del artículo 31 del estatuto de personal de Les Corts señala que para asistir a un curso en calidad de ponente o asistente, impartidos por instituciones públicas y entidades oficialmente homologadas, el empleado recibirá permiso si coincide con su horario laboral siempre que el contenido esté relacionado con su puesto de trabajo, con su carrera profesional o con materias de índole sindical.

Los cursos organizados por The Anglo Catalan Society no tienen nada que ver con la labor de traducción en Les Corts, por lo que no se ajusta a lo dictado por el estatuto de personal del Parlamento.

La Cámara también puede derivar a cursos a su personal siempre que el contenido represente un beneficio para la institución en cuanto a la preparación de sus trabajadores. El programa para promocionar el catalán en Gran Bretaña e Irlanda en ningún caso está relacionado con las funciones del servicio de traducción de Les Corts, por lo que este supuesto tampoco tiene validez.

Daniel Pérez i Grau también cargó más de mil euros de un viaje a Varsovia a finales de 2017

El apartado del artículo 31 que mas encajaría con los viajes del letrado de Les Corts es el tercero. Cualquier empleado, previa autorización del letrado mayor como así ocurrió, puede tener una licencia de hasta doce meses (en este caso serían de tres días) para su formación en materias relacionadas con su puesto de trabajo o con la carrera profesional. En principio, la materia debería servir para mejorar el servicio público. El curso además, debería ser homologado por la Mesa de Les Corts o por otros parlamentos, universidades, institutos públicos de formación u organizaciones sindicales. En realidad, en los viajes del traductor de Les Corts no se da ninguno de los casos.

Al finalizar la licencia, que está pensada para actividades de varios meses o semanas, el empleado beneficiado deberá presentar una memoria global del trabajo desarrollado y un certificado oficial de la entidad por los estudios realizados.

Sin rastro

En la documentación que ha recibido Emilio Argüeso no figura ninguna memoria de los cursos realizados para promover el catalán en Gran Bretaña e Irlanda. De hecho, con el estatuto de personal en la mano, no hay ningún artículo que sustente el viaje de Daniel Pérez i Grau a Bristol y Birmingham. Pese a ello, tanto la responsable del área de traducción de Les Corts como el letrado mayor de la Cámara validaron con su firma el viaje a ambas ciudades y el pago de más de 1.200 euros en dietas. Este periódico intentó recabar la opinión del traductor, que colgó el teléfono antes de escuchar las preguntas.

Las expediciones a Bristol y Birmingham no son las únicas que ha hecho Pérez i Grau a cuenta de Les Corts. Como consta en su currículum y en el portal de cuentas abiertas de la institución, entre el 18 al 21 de octubre de 2017, viajó a Varsovia para participar en el congreso «Translatio y la historia de las ideas». De la partida de formación de personal se pagaron 1.004 euros en concepto de gastos y otros 100 euros por la inscripción del curso. Este viaje quizá sea el que más se ajusta al perfil profesional de Pérez i Grau.

Más información