Dos tercios de los altos cargos nombrados por el Consell son hombres

Dos tercios de los altos cargos nombrados por el Consell son hombres
Damián Torres

La mayoría masculina del segundo escalón ya designado por el Gobierno valenciano es más abrumadora en el caso de Presidencia y las dos Vicepresidencias

- Burguera
- BURGUERAValencia

La primera oleada de nombramientos del nuevo Consell se zanja con un tsunami de testosterona en el segundo escalón del Gobierno valenciano. La paridad preocupa a la hora de configurar el Ejecutivo autonómico, es decir, la primera línea del Consell: seis hombres y seis mujeres. Sin embargo, una vez presentado el escaparate, en el nivel de ejecución, la mirada femenina no es un asunto prioritario. Los partidos del Botánico, que hacen bandera con pasión del feminismo, a la hora de afrontar sus primeras decisiones en cuanto a los secretarios autonómicos eligen a hombres en dos de cada tres de los puestos designados por ahora. De los 24 nombramientos aprobados el pasado viernes por el Consell, dos tercios exactos son hombres, justo el doble que el número de mujeres elegidas.

Esa confianza de los partidos y de los (y las) consellers en la valía masculina queda subrayada especialmente en los nombramientos realizados desde los departamentos que dirigen los líderes del tripartito. La presencia femenina es completamente marginal. Una presidencia y dos vicepresidencias encabezan la jerarquía competencial del Gobierno valenciano. Las ocupan el socialista Ximo Puig, Mónica Oltra (Compromís) y el podemista Rubén Martínez Dalmau.

Elena Ferrando es la única mujer de los diez altos cargos nombrados por Puig, Oltra y Dalmau

De la docena de puestos a ocupar en ese segundo escalón de Presidencia y las dos Vicepresidencias, nueve hombres y una mujer, quedando dos pendientes de designar. Elena Ferrando es la única excepción a una mayoría masculina extraordinaria. En el mejor de los casos y como mucho, si en próximos nombramientos esas dos vacantes son para ellas (el liderazgo de la Abogacía de la Generalitat y la Secretaría Autonómica de Arquitectura Bioclimática), las mujeres dependientes directamente de los firmantes del nuevo pacto de Gobierno (Puig, Oltra y Dalmau) serán una abrumadora minoría respecto a los hombres: ellos nueve y ellas tres. Ninguno de los tres líderes podrá atribuir esta preponderancia varonil al azar del mestizaje, ya que cada uno de ellos ha realizado nombramientos con la indubitable pureza de raza militante de sus partidos. Todos fieles a las siglas.

Compromís, más paritario

Por lo que se refiere a las tres formaciones (PSPV, Compromís y Podemos), los que más se acercan a una paridad total es la coalición econacionalista. De los once nombramientos aprobados por el Consell el viernes de personas afines a Compromís, seis son hombres (Enric Nomdedeu, Francesc Gamero, Iván Castañón, Alberto Ibáñez, Xavier Uceda y Jordi Juan) y cinco mujeres (Inma Orozco, Raquel Tamarit, Elena Ferrando, Isaura Navarro y Paula Tuzón).

Compromís casi alcanza la paridad, el PSPV queda lejos y Unidas Podemos, sin mujeres

Dos nombramientos y dos hombres (Ignacio Blanco y César Jiménez) a cargo de Unides Podem. El PSPV exhibe una seria disfunción entre su discurso público feminista y la confianza abrumadora de sus consellers en hombres (ocho: Miquel Soler, Andreu Ferrer, Alfred Boix, José María Vidal, Joan Calabuig, Francesc Colomer, José María Ángel y Francisco Rodríguez Mulero) respecto a las tres mujeres nombradas por el PSPV: María Pérez, Belén Cardona y María José Mira.

No se trata de algo nuevo. Ya durante la primera legislatura con el Botánico al frente de la Generalitat, los casos de falta de paridad se sucedieron. También entonces se respetó la igualdad en la primera línea del Consell y se publicitó esa circunstancia. Sin embargo, tanto en el segundo como en el tercer escalón no se reprodujo ese reparto, algo que en el caso de la Presidencia o la Vicepresidencia, e igualmente en el de los asesores, fue igualmente muy acusado a favor de los hombres. «Hemos conseguido que manden más las mujeres y, por una vez, son ellas las que marcan las instrucciones y los hombres las que las ejecutan», acertó a decir Oltra en 2018 para intentar justificar la situación.

En cifras

24
nombramientos se realizaron el viernes. De los cuales 16 son hombres, el doble que las mujeres designadas para ocupar el segundo escalón del Gobierno valenciano.
10
personas fueron designadas para ocupar los altos cargos dependientes de Presidencia y las dos Vicepresidencias, áreas en manos de los tres firmantes del Pacto del Botánico (Puig, Oltra y Dalmau), y de los nombramientos realizados sólo Elena Ferrando es mujer.

Más información