Técnicos informáticos revelan a la UCO que borraron datos de Turismo Valencia

Fachada de la fundación, registrada en varias ocasiones por la financiación ilegal del PP. / irene marsilla
Fachada de la fundación, registrada en varias ocasiones por la financiación ilegal del PP. / irene marsilla

Uno de los especialistas declara que le ordenaron eliminar todos los datos anteriores a 2009 de la fundación bajo sospecha por financiar al PP

A. RALLO VALENCIA.

La investigación secreta que durante meses ha dirigido la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha permitido acreditar la destrucción masiva de archivos informáticos en Turismo Valencia en 2015, justo el mismo año que el Partido Popular perdió las elecciones. La fundación es uno de los puntos clave en la presunta financiación ilegal del PP de Valencia.

Los especialistas sospechan que desde Turismo Valencia, controlada en su día por el entonces vicealcalde Alfonso Grau, se nutrió de fondos -unos 600.000 euros- a la empresa Laterne, la agencia de comunicación que hizo la campaña de las municipales de 2007 y que sirvió para canalizar aportaciones ilegales de los empresario al partido. Pero, al parecer, la mayoría de las pruebas documentales desaparecieron.

Hace unos meses, un anónimo enviado al juez de Taula propició la apertura de estas nuevas pesquisas, cuyo secreto se ha levantado recientemente. Un trabajador de Turismo Valencia alertaba de la destrucción indiscriminada de material -no sólo de papel con las trituradoras y las empresas especializadas, tal y como LAS PROVINCIAS informó en su día- sino con el borrado masivo de los archivo informáticos. El informador apuntaba que esta tarea la impulsó Mercedes Guerra, persona de confianza de José Salinas. Esta mujer acaba de ser citada como testigo por el juez. La eliminación de los archivos se produjo en el sistema de gestión que emplea la institución, conocido como Sigit. La empresa que realiza el mantenimiento de la aplicación es Sopra Steria. Uno de sus analistas fue interrogado por los agentes. El experto confirmó que recibió una «inusual» petición para que eliminar toda la información desde 2008 o 2009 hacia atrás.

La solicitud se produjo en 2015, aunque no recordaba quién había dado la indicación. Al tratarse de una operación que implica el borrado de gran cantidad de información, los técnicos realizaron una copia de seguridad que todavía conservan. La investigación se ha concentrado en ese dispositivo informático y unos cedés que encontraron en el despacho de Guerra, estancia que fue registrada por los agentes este verano.

Las pesquisas han permitido constatar que sí existe un rastro de la empresa Laterne en los archivos de Turismo Valencia. Así, en unos archivos intervenidos a la citada trabajadora aparece la mercantil con un número de proveedor. Se trata de copias efectuadas durante los años 2007 y 2008. Sin embargo, casualmente, en el duplicado que se hizo previa a la destrucción, la agencia del PP ya no aparece como cliente de Turismo Valencia.

La empresa Laterne, fundada por Vicente Sáez Tormo íntimo del exvicealcalde Grau, también aparece en los archivos de la entidad dependiente del Ayuntamiento bajo el epígrafe «movimientos de almacén». Los investigadores, sin embargo, no han sido capaces de vincular esas anotaciones con la actividad comercial que mantuvo con la fundación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos