Soler decide la prórroga, el Consell sus condiciones

El conseller de Hacienda, Vicent Soler./Damián Torres
El conseller de Hacienda, Vicent Soler. / Damián Torres

La ley deja en el conseller la competencia de presentar cuentas | El Botánico debe redactar un decreto con los detalles de uso de los presupuestos si opta por repetir los del año pasado en lugar de presentar unos nuevos para 2020

M. HORTELANO

El Gobierno valenciano deshoja estos días la margarita de los presupuesto para 2020, con una pregunta en el ambiente. Prorrogar las cuentas que aún están en vigor este año o continuar elaborando unas nuevas en las que el dejar volar la imaginación de la calculadora ante la falta de cifras concretas que deja la ausencia de Gobierno central. La orden de elaboración del presupuesto para el ejercicio que viene está publicada en el Diario oficial desde septiembre, y el equipo de la Conselleria trabaja en ellos. Sin embargo, la idea de una nueva negociación entre los socios en plena campaña electoral, la imposibilidad de mejorar las cuentas expansivas de este año y el desconocimiento de algunos datos macroeconómicos ha puesto encima de la mesa la que sería la primera prórroga en las cuentas valencianas desde el año 89. Pero, ¿qué hay que hacer para estirar las cuentas actuales y quién debe tomar la decisión?

¿Quién lo decide?

El conseller de Hacienda tiene la última palabra

La Ley 1/2015 de 6 de febrero, de Hacienda Pública, Sector Público y Subvenciones es clara al respecto. La competencia para llevar o no al Consell el anteproyecto de ley de presupuestos de la Generalitat es exclusiva del conseller de Hacienda.Sólo la persona titular de la conselleria con competencias en esta materia puede llevar al pleno del Ejecutivo valenciano las cuentas. Pero también no llevarlas. La prerrogativa es de Vicent Soler, aunque según reconocen en el seno del Ejecutivo, la norma está pensada para gobiernos monocolor. Eso sí, desde Hacienda aseguran que el conseller ya ha trasladado la reflexión de que si la decisión de prorrogar se produce, será consensuada, pero más por una cuestión de intenciones que de obligación, ya que el anteproyecto sólo puede ser llevado por él para su aprobación y no por otro miembro del Ejecutivo. De ahí que la cartera de Hacienda siempre sea clave en todo gobierno que se precie. Más aún en uno de coalición, dado el calado y la magnitud de las decisiones que la ley arroga a su titular.

¿Cuándo se decide?

El 1 de noviembre deben estar en Les Corts

La ley de Hacienda también fija el plazo en que el Gobierno valenciano debe remitir a Les Corts el anteproyecto de ley de presupuestos para 2020. Las cuentas deben estar presentadas y aprobadas por el pleno antes del 1 de noviembre –festivo–, por lo que el 31 de octubre deben estar ya registradas en el Parlamento. Por tanto, el Botánico tiene ya solo 18 días para acabar las nuevas cuentas o quedarse con las actuales.

¿Cómo se materializa?

Es necesario un decreto de prórroga de las cuentas

Si el Consell opta finalmente por prorrogar sus cuentas, necesitará servirse de un decreto que regule las condiciones en las que se podrá disponer del mismo presupuesto del año anterior y su distribución. El artículo 35 de la ley de Hacienda así lo fija. Si Les Corts no aprobaran el presupuesto de la Generalitat –bien por falta de apoyos o porque ni siquiera se presenta– se entenderá prorrogado el del ejercicio anterior hasta la aprobación y publicación de uno nuevo en el Diario Oficial de la Generalitat (DOGV). En concreto, la prórroga no afectará a los créditos para gastos correspondientes a programas o actuaciones que terminen en el ejercicio o para obligaciones que se extingan. Además, la estructura orgánica del nuevo presupuesto se deberá adaptar a la nueva organización administrativa del nuevo Botánico, pero sin alterar su cuantía total. Es decir, las doce consellerias actuales tendrán que pasar con el presupuesto que tenían las diez para las que fueron diseñadas las cuentas en 2018. Eso sí, mientras que el conseller de Hacienda tiene la potestad de llevar o no las nuevas cuentas al Consell, en caso de prórroga, las condiciones específicas las debe establecer el pleno del Consell.

¿Y el resto de comunidades?

Sólo Madrid ha aprobado la prórroga

La Comunitat aduce una falta de conocimiento de los grandes datos necesarios para hacer unas cuentas para 2020, pero lo cierto es que el resto de comunidades están en las mismas condiciones. Ante las mismas circunstancias, ya hay distintas reacciones. Los gobiernos autonómicos de Castilla-La Mancha, Andalucía, Baleares o Galicia, por buscar algunos ejemplos, ya tienen aprobados sus anteproyectos o han anunciado que los presentarán. Sólo la Comunidad de Madrid, dirigida por Isabel García Ayuso ha anunciado ya una prórroga de las cuentas. La Comunitat ha abierto el debate y estudia unirse a Madrid.

¿Qué conlleva la prórroga?

Andalucía y Cataluña, los últimos ejemplos

Las últimas prórrogas recientes, además de la del propio Gobierno central, nos llevan a Andalucía y Cataluña. Dos comunidades que tuvieron que echar mano de sendos decretos para regular el uso de su presupuesto. A pesar de que los mensajes en el seno del Consell son tranquilizadores, conscientes de que el actual presupuesto, «100% Botánico», es mejor que cualquier nuevo que esté por venir, con el consiguiente desgaste entre socios y reducción de partidas. Pero una prórroga siempre conlleva renuncias. Y está por ver quién las protagonizará.