La Sindicatura insta a los municipios a presentar y ejecutar sus presupuestos

Vicent Cucarella, máximo responsable de la Sindicatura de Comptes. / IRENE MARSILLA
Vicent Cucarella, máximo responsable de la Sindicatura de Comptes. / IRENE MARSILLA

La fiscalización de entes locales advierte de que el 20% del gasto no se realiza y la mayoría de ayuntamientos incumple los plazos para aprobar sus cuentas anuales

Burguera
BURGUERAValencia

La Sindicatura de Comptes ha elaborado el informe de fiscalización de la cuenta general de las entidades locales del año 2017. Las conclusiones que presenta el organismo auditor tras analizar los datos que deben presentar 614 entidades locales y 194 entes participados totalmente por las instituciones de ámbito municipal, comarcal y provincial es que un tercio de entidades presentan sus cuentas fuera del plazo preceptivo, tres cuartas partes no aprueban sus presupuestos en los plazos legales y, a la hora de ejecutar esas cuentas, la ejecución media es de un 80%, un porcentaje inferior en tres puntos porcentuales al de 2016.

El organismo que dirige Vicent Cucarella insta a los ayuntamientos a «que la documentación se confeccione y apruebe en los plazos fijados». Igualmente, la Sindicatura advierte de que aquellos municipios que no rindan cuentas no cobrarán ayudas de la Generalitat.

Además, los auditores reclaman potenciar «el control interno» de los entes locales «con el fin de garantizar la fiabilidad de la contabilidad y la rendición de cuentas, la protección de los activos y el cumplimiento de la legalidad».

Las incidencias registradas por el auditor en las entidades locales crecen un 28% en un año El gasto al margen del presupuesto aumenta un 15% en 2017 y cambia la tendencia del año anterior

En este sentido, el análisis pone de manifiesto «las debilidades en la gestión económica». Y para finalizar, recomienda «revisar» la proliferación de empresas de todo tipo vinculadas a los ayuntamientos, pues la Sindicatura considera que se debería controlar «la estructura del sector público local empresarial, de modo que la creación y actuación de estas entidades dependientes responda, de manera efectiva, a razones de mejora de la gestión pública, eficiencia y sostenibilidad financiera». Los 'chiringuitos' de la Administración, allá donde el control del gasto es menos rigurosos, se incrementan también en el ámbito municipal.

La Sindicatura reclama mayor control y contención a la hora de confeccionar las previsiones de gastos e ingresos. El 72% de las entidades locales que han presentado las cuentas no aprobó el presupuesto en el plazo legal y el 32% no aprobó la liquidación en tiempo y forma.

Las incidencias se disparan

A la hora de examinar las cuentas y en comparación con un año antes, la Sindicatura señala que el número de incidencias experimento un fuerte incremento, un aumento del 28% de 2016 a 2017, pasa de 2.770 a 3.564 en el último año computado. La mitad de las entidades locales de la Comunitat han registrado algún tipo de incidencia no aceptadas por la Sindicatura, propiciadas, según el mismo informe por un «deterioro» de la situación económica de las entidades, que genera un balance negativo del presupuesto o el descontrol en las deudas difíciles de cobrar.

Los municipios han registrado un incremento de los ingresos. No obstante, eso no ha estabilizado las cuentas, ya que los presupuestos presentados en 2017 se modificaron en un 28% a lo largo del año, un porcentaje superior al registrado un ejercicio antes.

De este modo, la Sindicatura detecta un exceso de 'alegría' en los ayuntamientos y entidades locales a la hora de gestionar los presupuestos y aquellos gastos que, en realidad, se sitúan al margen de las previsiones de gasto.

Más facturas en los cajones

El informe señala que «la evolución de la cuenta 413 (hace referencia a los gastos realizados sin cobertura presupuestaria, lo que se ha venido reconociendo tradicionalmente como 'facturas en los cajones') en términos homogéneos evidencia que estas operaciones aumentaron en 2017 una media del 15,7% para el conjunto de entidades locales». Y precisamente, este dato lo destaca el auditor en el sentido de que se trata de un cambio de tendencia respecto a los datos presupuestarios de 2016 presentados por las entidades locales.

Llama la atención que si el último año analizado se registra una subida de las facturas en los cajones, en el ejercicio anterior se había logrado sujetar esas operaciones y que disminuyesen una media del 49%.