El síndic insta a Les Corts a reclamar las facturas de los gastos de los partidos

Un pleno celebrado en Les Corts. / damián torres
Un pleno celebrado en Les Corts. / damián torres

El auditor admite que es legal el modo en que los grupos manejan más de 3,6 millones, pero cree necesaria la verificación que no se hace

BURGUERA VALENCIA.

La Sindicatura de Comptes presentó a finales del mes de julio el informe preliminar, a falta de alegaciones, de la auditoría sobre las cuentas de Les Corts en 2016. El Sindic Major, Vicent Cucarella, firma un análisis que, si bien en términos generales reconoce que se cumple la legalidad, reprocha un escaso celo en algunos aspectos, principalmente a la hora de comprobar que el gasto público es el que se declara en el caso de la asignación de los grupos parlamentarios, que supera los 3,6 millones de euros y que apenas se fiscaliza.

En el apartado a las subvenciones a los grupos parlamentarios, la Sindicatura recuerda que el montante que manejan los partidos fue de 3.614.805 euros en 2016, y si bien esas ayudas no precisan de una fiscalización previa, es decir de una justificación de para qué se va a recibir ese dinero, si destaca que en el Reglamento de Les Corts «únicamente» se dispone que los grupos parlamentarios lleven una contabilidad de las subvenciones. Sin embargo, para Cucarella, presentar esos asienteos contables no es suficiente. «Debería acompañarse de la documentación acreditativa que permita verificar los importes recogidos en los estados contables y su necesidad o vinculación con la actividad subvencionada», señala el informe. Es decir, que se cree necesario verificar si se ha gastado lo que se asegura haber gastado y si ese dinero se ha invertido correctamente. Además, reclama una legislación más rigurosa para controlar las subvenciones, con el fin de que se regule en qué se puede gastar el dinero público, cómo debe justificarse y controlarse.

Igualmente, respecto a las contrataciones que realiza Les Corts, que cuenta con un presupuesto de una treintena de millones de euros anuales, Cucarella destaca que no los contratos no pasan por una unidad que los compruebe adecuadamente, lo que dificulta la «la integridad y fiabilidad» de los datos.

En cualquier caso, la Sindicatura considera que la Cuenta General de la Cámara «expresa la imagen fiel del patrimonio y la situación financiera» de Les Corts. Ese reflejo riguroso de la situación económica no quiere decir, no obstante, que todo se haya realizado convenientemente, pues, en realidad, el problema es que no se sabe lo que se ha hecho con mucho del presupuesto de Les Corts, principalmente el que se destina a los partidos, o incluso a los parlamentarios cuando se les paga un kilometraje que tampoco se fiscaliza.

La Sindicatura de Comptes repara sobre media docena de contratos menores sin petición de presupuestos alternativos, así como otras tres adjudicaciones dadas a dedo cuando debieron someterse a concurso público. La entidad auditora insta a la Cámara a reducir «la temproalaidad existente en los puestos de trabajo, y destaca que hay personas ocupando de manera interina puestos de trabajo por periodos superiores a los 15 años.

 

Fotos

Vídeos