La sequía provoca una situación catastrófica en la ganadería extremeña

La sequía está ahogando la ganadería extremeña. La falta de lluvias ha agotado los pastos y ha hecho que la calidad del agua para el consumo del ganado sea de mala calidad.Esta falta de alimento acarrea un sobre coste que se traduce en pérdidas importantísimas para el sector .Por su parte los ganaderos piden ayudas al gobierno.