Una sentencia rebaja una multa por un radar mal calibrado

Dos millones de veces al año se repite la misma secuencia. Un vehículo  con exceso de velocidad pasa por delante de un radar fijo. Se toma una foto y llega la multa. Pero realmente hemos circulado a esa velocidad la DGT asegura que los radares multan aplicando el margen de error es decir. todas las sanciones ya contemplan la variación  en beneficio de los conductores. Por eso  cada vez hay más sentencias, como la última en Pontevedra en la que los jueces entienden que el margen no está aplicado por defecto, por lo tanto. La ley si deja claro los porcentajes de error, del 5 al 7 por ciento,  pero no como se aplican.