El Senado aprueba el nuevo Estatuto de la Comunitat Valenciana con la abstención de Ciudadanos y Vox

El Senado aprueba el nuevo Estatuto de la Comunitat Valenciana con la abstención de Ciudadanos y Vox
LP

Los portavoces de los demás grupos políticos han celebrado el consenso alcanzado y han puesto de relieve la necesidad de un Estatuto que permitirá mejorar las inversiones en la Comunitat

EFE y REDACCIÓNMadrid

El Senado ha aprobado este miércoles definitivamente la reforma del Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana en el último pleno de la legislatura y tras casi ocho años de tramitación, ya que la modificación ha llegado de forma urgente a la Cámara Alta tras haber permanecido años «congelada» en el Congreso.

Todas las fuerzas políticas han apoyado el nuevo Estatuto, salvo Ciudadanos, formación que se opone a la reforma por considerar que «no servirá para nada» ni podrá aplicarse, y Vox.

Sin embargo, los portavoces de los demás grupos han celebrado el consenso alcanzado y han puesto de relieve la necesidad de un Estatuto que permitirá mejorar las inversiones en la Comunidad Valenciana, al establecer que la inversión estatal sea equivalente al peso poblacional.

Una vez aprobado por las Cortes Generales, el nuevo Estatuto volverá a Les Corts Valencianes para su ratificación final en un pleno que presumiblemente se celebrará la semana que viene.

Al término del debate, la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, ha tomado la palabra para felicitarse por el acuerdo, pese al rechazo de Cs y Vox, y ha asegurado que hoy «se fortalece y actualiza» el Estatuto y el sistema constitucional demostrando su capacidad de dar respuesta a las «necesidades reales» de los ciudadanos.

Por la mañana, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha puesto en valor la reforma de su Estatuto de Autonomía frente a los «cantos de sirena» de quienes, «desde posiciones anticonstitucionales», quieren acabar con el Estado autonómico.

La reforma del Estatuto valenciano, que entrará en vigor antes de la disolución de las Cortes el próximo 5 de marzo, supondrá, a juicio del president, que las inversiones del Estado en esta comunidad se gestionen de acuerdo con la Generalitat pero también que se hagan en función del peso poblacional de la región.

Puig ha subrayado que este miércoles «es un día muy importante para la Comunitat Valenciana» tras ocho años de trámites y ha valorado el consenso alcanzado, si bien ha admitido que el recorrido ha sido «excesivamente largo».

Por su parte, el portavoz socialista en el Senado, Ander Gil, ha insistido en este mismo mensaje y ha subrayado que la reforma del Estatuto supone el «reforzamiento» del modelo constitucional.

Mención a Francisco Camps

Por su parte, el expresidente valenciano y senador del PP Alberto Fabra, ha agradecido su labor a «todos» los que han participado en el proceso de modificación del Estatuto, pero ha hecho una especial mención al expresidente Francisco Camps quien, según él, es quien inició el camino que ha permitido esta reforma.

Desde el PSOE, el también expresidente valenciano Joan Lerma ha hecho hincapié en la necesidad de consenso para poder llegar a acuerdos como el de este Estatuto: «La falta de consenso es lo que nos ha llevado a estar mal financiados», ha lamentado, y ha pedido a Ciudadanos que «participe» en el acuerdo parlamentario y «no justifique nunca» la situación de la infrafinanciación valenciana.

Unidos Podemos, por boca de la senadora Maria Freixanet, también ha celebrado el apoyo de la mayoría de los grupos, y de Cs ha dicho que «se ha bajado del tren», lo que ha tachado de una postura «tacticista e irresponsable» del partido que lidera Albert Rivera.

Por último, Compromís se ha felicitado de que, «después de tantos años», se vaya a aprobar la reforma de este Estatuto, aunque ha recordado que el Consell ha «tenido que pagar todo lo que no ha pagado el Estado» en un territorio con cinco millones de habitantes que ha recibido financiación «como si fuéramos cuatro», ha lamentado Carles Mulet.