Un sector de Podemos cuestiona la convocatoria de la asamblea

Diputados del grupo parlamentario de Unidas Podemos. / T. RODRIGUEZ
Diputados del grupo parlamentario de Unidas Podemos. / T. RODRIGUEZ

Los afines a Iglesias admiten que existen «motivos políticos» pero avisan de que elegir un nuevo líder puede afectar al Consell al que se acaban de incorporar

A. CERVELLERAVALENCIA.

Las aguas bajan agitadas en Podemos. Con un contexto nacional poco favorable después de que se hayan roto las conversaciones entre el partido morado y el PSOE tras la fallida investidura de Pedro Sánchez y con una situación no menos compleja en la Comunitat ya que la formación tiene la vista puesta en la elección del futuro líder tras la convocatoria de la asamblea autonómica en octubre, algunas voces ya piden frenar en proceso regional. El sector afín a Pablo Iglesias encabezado por la diputada Pilar Lima considera que un proceso de estas características, aunque es necesario en el medio plazo, no se puede llevar a cabo ahora.

En un mensaje difundido por los canales internos de Podemos, Lima insiste en que hay «motivos políticos» para convocar el conocido como Vistalegre valenciano que elija una nueva dirección debido a los malos resultados en las elecciones autonómicas y locales que les llevaron, entre otras cosas, a quedarse sin representación en el Ayuntamiento de Valencia. «Hemos fallado en la extensión y vertebración territorial del partido» sentencia Lima en un duro mensaje. Sin embargo, para la diputada hay otras circunstancias que tienen que estar por encima de las responsabilidades políticas, los gobiernos.

La representante del sector pablista recuerda que Podemos está tratando de entrar en el Ejecutivo central y acaba de hacerlo en el autonómico y que por ello no es el momento de generar «la incertidumbre e inestabilidad que supone cualquier proceso interno». Además, tampoco descarta que pueda haber una repetición electoral nacional que tendría lugar en noviembre. Un supuesto que para la dirección regional que encabeza Antonio Estañ si sería un motivo suficiente para retrasar el congreso. Por ello, Lima sentencia que la convocatoria de una asamblea requiere «unos tiempos adecuados» y lo sitúa más en el medio y largo plazo.

Aspirantes al cónclave

El anuncio de Estañ de la convocatoria adelantada del congreso al que aseguró que no volvería a presentarse abrió la puerta en la sucesión de Podemos. Ningún dirigente de peso dentro del partido se ha pronunciado directamente sobre la posibilidad de optar al puesto de secretario general pero en la formación ya se habla de algunas personas que podrían ocupar el cargo.

Naiara Davó, actual portavoz en Les Corts y persona de la confianza de Estañ, es una de las mejores situadas pero también el sector afín a Iglesias podría presentar su propio candidato tal y como hizo hace dos años. Preguntada por esta cuestión, Lima no quiso pronunciarse al asegurar que «no es el momento» pero tampoco cerró la puerta a la posibilidad de volver a concurrir al proceso interno. Sobre lo que parece que existe un consenso mayoritario es en la posición de que el relevo de Estañ debe ser una mujer por lo que parece difícil que la actual cara visible del partido y vicepresidente segundo del Consell, Rubén Martínez Dalmau, opte a un puesto que personalmente nunca le ha terminado de interesar.