El sanchismo se queda los asesores de la Diputación

M. H.

La dirección provincial del PSPV de Valencia ha hecho valer su amplia mayoría en la Diputación de Valencia para designar a los once asesores que acompañarán a los diputados provinciales esta legislatura. Una terna trufada de caras conocidas entre las que se encuentran la exconcejala de Valencia Pilar Calabuig, y el exasesor municipal Luis Meliá, el exdiputado provincial Raúl Pardos o el secretario general de la Vall d'Albaida, Toni Esquinas. Entre las designaciones también hay parentescos. Raimon Marí, hijo del alcalde de Albal y Maribel Verdeguer, pareja del delegado del Gobierno, serán también según fuentes del PSPV asesores. Del equipo de Juan Carlos Fulgencio se incorpora también Matías Alonso, que cambia el puesto de asesor en la Delegación por la corporación provincial. A la lista se suman también Amparo Navarro, Laura Jiménez, Paqui Collado y Neus Garrigues, la única del grupo de anteriores eventuales que continúa. Los nombramientos reabrieron ayer los enfrentamientos en el seno de la provincia, ya que los críticos consideran que la provincia no ha recogido todas las sensibilidades y ha impuesto una lista sin consensuar con los diputados provinciales.

En el Congreso de los Diputados, también un sanchista, el parlamentario por Alicante Alejandro Soler, presidirá el comité parlamentario, que estará coordinado por el diputado por Valencia, Vicent Sarrià.

El PP también ha incorporado caras conocidas a su terna de asesores. En la Diputación de Valencia prestará ahora servicio de asesora la exconcejala popular Maria Ángels Ramón-Llin. Junto a ella, Laura Chuliá, Laura Sáez, Enrique Ortiz, Manuel Conejos y Guillermo Barber.