Sánchez recibe a Merkel este fin de semana en Doñana con el foco puesto en la política migratoria

Angela Merkel y Pedro Sánchez, durante una reunión de líderes políticos europeos./Yves Herman (Reuters)
Angela Merkel y Pedro Sánchez, durante una reunión de líderes políticos europeos. / Yves Herman (Reuters)

Se trata de una visita informal, durante la que la canciller se alojará junto a la familia del presidente del Gobierno, en el Palacio de las Marismillas

Paula De las Heras
PAULA DE LAS HERASMadrid

Pedro Sánchez supo dar oxígeno a Angela Merkel en el que quizá ha sido el momento más delicado de su carrera desde que en 2005 llegó a la Cancillería federal. A finales de junio, la estabilidad del Gobierno alemán pendía de un hilo. Sus socios bávaros de la CSU le reclamaban, al igual que otros países del entorno como Austria, mano dura con la inmigración y el jefe del Ejecutivo español anunció desde Bruselas un acuerdo por el que España se hará cargo de los refugiados en suelo alemán que hayan llegado través de la Península Ibérica. La buena sintonía lograda entonces tendrá su reflejo este fin de semana con una visita de la mujer fuerte de Europa a Doñana, donde el jefe del Ejecutivo veranea con su familia.

El Gobierno subraya que se trata de una cita «informal». Merkel (Moncloa no confirma aún si acompañada o no de su marido) se alojará junto a los Sánchez-Gómez en Las Marismillas, el palacio propiedad de Patrimonio del Estado utilizado por todos los presidentes del Gobierno para su descanso desde que Felipe González lo reformó en los años 90 y pasará allí el sábado y el domingo. Pero ambos aprovecharán la ocasión, según subraya la Secretaría de Estado de Comunicación en una nota, para abordar cuestiones que afectan tanto a la agenda bilateral entre ambos países como a la europea.

La política migratoria será, a todas luces, una cuestión clave. Fue ya la principal problemática a la que se tuvo que enfrentar Sánchez en su estreno ante las instituciones europeas tras la moción de censura con la que desbancó del poder a Mariano Rajoy, pero la situación está lejos de resolverse a pesar del acuerdo alcanzado en el último Consejo Europeo del 29 de junio; un pacto de mínimos alcanzado 'in extremis' a las cinco de la madrugada que contempla la creación de centros controlados para el desembarco de inmigrantes en suelo europeo en os que se decida quién debe recibir asilo y quién ha de ser devuelto. Los refugiados serán reubicados entre distintos estados, pero sólo los que «voluntariamente» quieran acogerlos.

En lo que se refiere a los refugiados en suelo alemán, España se comprometió a hacerse cargo de aquellos que hubieran llegado a Alemania desde España por la frontera bávara tras la firma del acuerdo y a cambio de apoyo financiero. Numéricamente no serán muchos, según los cálculos del Ejecutivo, pero para Merkel, que llegó al mismo entendimiento con el griego Alexis Tsipras, supuso un alivio de cara a sus aliados. Pero Sánchez, por su lado, aspira a que Merkel le ayude en su lucha por asentar la idea de que el control de las fronteras y los flujos migratorios debe ser una cuestión comunitaria y no de los países fronterizos como España.

De momento, desde principios de julio la Comisión Europea ya ha concedido a España una ayuda de de emergencia para abordar los retos en materia migratoria y de seguridad que asciende a 32,6 millones de euros, incluidos los 4,2 millones anunciados este lunes para prevención del terrorismo y la delincuencia organizada, los 26,5 millones aprobados tras la cumbre y la ampliación de 3 millones anunciada el viernes por el comisario europeo de Inmigración, Dimitris Avramopoulos, en respuesta la petición de ayuda realizada a por Sánchez al presidente Jean Claude Juncker mediante una carta la semana pasada. Pero la llegada masiva de migrantes no cesa.

Al margen de ese asunto, según Moncloa, el jefe del Ejecutivo español y la canciller alemana también hablarán durante el fin de semana de la reforma de la unión económica y monetaria en la que, subrayan, el presidente del Gobierno «quiere subrayar la necesidad de tener en cuenta el pilar social y las directivas de calidad en el empleo». Además, tienen intención de hacer balance de la reciente cumbre de la OTAN – en la que España se comprometió a aumentar en más de un 80% su gasto militar hasta 2024- y abordar cuestiones relativas a la defensa europea.

«Durante el fin de semana -añade la nota- Angela Merkel conocerá también la belleza del paraje natural del Parque de Doñana y la labor que allí se realiza para la defensa y recuperación de especies amenazadas, como el lince ibérico».

Fotos

Vídeos