El submarino estrella de la Armada española no cabe en la fosa de atraque de Cartagena por un error en el diseño

Submarino de la Armada española en la base naval de Cartagena./LP
Submarino de la Armada española en la base naval de Cartagena. / LP

Ahora se deben invertir 16 millones para dar cabida al sumergible

EUROPA PRESS

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha relativizado este miércoles el coste total que tendrá el nuevo submarino S-80 de la Armada, ya que su construcción dura muchos años y no estará terminado hasta 2030 o 2031.

«Si desde luego Donald Trump se enterara de lo que cuesta, nos echaría en cara lo poco que invierte España en defensa», ha sostenido en una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press, después de las reclamaciones del presidente de Estados Unidos a los miembros de la OTAN para que aumenten sus presupuestos de defensa.

Robles ha respondido así a la información publicada este miércoles por el diario El País que adelanta que Defensa tendrá que invertir 16 millones de euros en los muelles de Cartagena que deberán albergar los submarinos, ya que no caben en los actuales. Esto se suma al reajuste de diseño y presupuestario que ya tuvo que acometer el Ministerio debido a un fallo técnico que afectaba a la flotabilidad del buque.

La ministra ha reconocido desconocer los detalles del proyecto, pero ha confirmado que en el diseño inicial hubo «algunos fallos de planificación« que obligaron a rectificar y que ahora están »ya superados«. En unas priemras pruebas el sumergible no flotaba, por lo que se decidió ampliar 10 metros la eslora. El S80 Plus pasó de 70 a 80 metros, sin caer en el que muelle de la base naval de Cartagena mide 78 metros, por lo que el submarino no cabe en su lugar indicado. Esta situación obliga a que el Ministerio tenga que invertir 16 millones de euros para ampliar el muelle y así que pueda caber el submarino en la fosa de traque.

En cualquier caso, ha subrayado que el primer buque no estará disponible hasta el año 2030. «Muchas veces, cuando se habla de muchos millones, no se explicita que son a diez u once años vista», ha insistido sobre proyectos de defensa como el de los submarinos o las fragatas.

«Me tengo que fiar de los expertos»

En cuanto al funcionamiento del motor del submarino con diésel, Robles ha insistido en que ella no es «experta» en esas cuestiones y se ha remitido a los expertos en la materia, que le transmiten que «el proyecto es absolutamente viable».

«De cuestiones técnicas no sé nada, me tengo que fiar de los expertos. Sólo puedo decir que el proyecto está corregido, contrastado. Y que la gente no piense que mañana va a salir el submarino al mar, saldrá en 2030», ha enfatizado.

Fotos

Vídeos