Rivera encara el 26-M como «un plebiscito» sobre Sánchez

Rivera, junto a los miembros de su equipo, entre ellos su número dos, José Manuel Villegas (2i, abajo), durante el Consejo General. /Efe
Rivera, junto a los miembros de su equipo, entre ellos su número dos, José Manuel Villegas (2i, abajo), durante el Consejo General. / Efe

El líder de Ciudadanos asegura que la triple cita electoral de mayo es «la primera oportunidad» para echar al socialista del Gobierno y se erige como la única alernativa moderada

MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

Ciudadanos engrasa ya su maquinaria interna para la próxima contienda electoral del 26 de mayo que encara como «un plebiscito» al Ejecutivo de Pedro Sánchez y a sus políticas. La formación liberal ha marcado en rojo en el calendario esa triple cita con las urnas –europeas, autonómicas y municipales– que ve como la «primera oportunidad» para echar al socialista de la Moncloa y para decirle 'no' como ya ha ocurrido en Andalucía, donde un pacto entre el PP y Ciudadanos ha puesto fin a 36 años de Gobierno del PSOE. «Los españoles deberán votar sí o no a Pedro Sánchez, sí o no a España», ha remarcado Albert Rivera.

Durante su intervención ante el Consejo General del partido, un órgano similar al Comité Federal del PSOE, el líder centrista ha seguido con la estrategia trazada por sus asesores y diferenció entre el socialismo y 'sanchismo' buscando desgastar la imagen del presidente del Gobierno sin cargar las tintas contra las siglas. «Es un obstáculo –ha insistido– para el consenso, para la moderación; es socio de los que quieren liquidar España y hay que echarlo en las urnas».

Para Rivera la «alianza» de Sánchez con los independentistas y los populistas está condicionando la política nacional con decisiones que se están demostrando, a su juicio, «equivocadas y peligrosas» para la convivencia como se ha visto estos días en el conflicto del sector del taxi o en la crisis de Venezuela.

Ante los cuadros autonómicos y municipales de Ciudadanos, Rivera ha marcado el rumbo a seguir estos meses y reivindicó a la formación como la única alternativa «moderada» al PSOE ante la deriva «guerracivilista» del PP. «En mayo, ¿Ciudadanos o Sánchez? Ese es el dilema», aseveró. Por eso el líder naranja les ha pedido a los suyos que se «dejen en la piel» y vaticinó que, a partir de mayo, el partido va a tener alcaldes y presidentes siguiendo la estela de Andalucía, donde obtuvieron más del doble de los escaños cosechados en 2015 y tras las que entraron, por primera vez, a formar parte de un Ejecutivo. «Vamos a tener responsabilidades de gobierno. Y no lo digo yo. Lo van a decir los españoles», ha remachado.

Pistoletazo a las primarias

El Consejo General de Ciudadanos se ha reunido este viernes en Madrid para aprobar el reglamento para las primarias internas a las elecciones autonómicas, municipales y europeas. Éstas últimas se celebrarán la próxima semana y su candidato –con toda probabilidad Luis Garicano– se conocerá el 8 de febrero. La elección de los aspirantes a las autonómicas y a las alcaldías de Madrid, Zaragoza, Valencia y Murcia, sin embargo, se retrasará hasta finales de febrero y principios de marzo.

El resto de los candidatos municipales los decidirá el aparato del partido, según marcan sus estatutos, que solo exigen la celebración de primarias en aquellas circunscripciones que cuentan con al menos 400 afiliados. En Barcelona, donde apoyarán al ex primer ministro francés Manuel Valls, no habrá primarias porque la formación se presenta dentro de una coalición electoral.

Una vez que la dirección anuncie su fecha, se invitará a los aspirantes, que no necesitan de avales, a registrar sus candidaturas en la web naranja y tras comprobar que cumplen con los requisitos pertinentes, se les dará el visto bueno. Entre las condiciones a cumplir: estar afiliado con un mínimo de nueve meses, haber suscrito previamente la carta ética y financiera y no estar sancionado. Será causa de inelegibilidad estar acusado por la comisión de cualquier delito o la mera imputación aún sin acusación, si se trata de delitos de corrupción, prevaricación, cohecho, trafico de influencias, malversación o cualquier otro comprendido en el título XIX del Código Penal. En esta ocasión, los candidatos tendrán siete días para hacer campaña y no tres como hasta ahora ante las quejas de algunos militantes de base y serán elegidos de forma telemática.

El Consejo General ha dado además luz verde a los independientes Juan Vázquez y Daniel Pérez para que encabecen las candidaturas de Asturias y Aragón respectivamente, ja aprobado el presupuesto para 2019 (que cuenta con un superávit de 871.000 euros) y ha introducido algunas modificaciones en el código ético, como la creación de un órgano específico que vele por el cumplimiento del mismo y de un canal para denuncir el incumplimiento de las normas.

«Que se lo hubieran pensado antes de dar un golpe de Estado»

Coincidiendo con el traslado de los políticos presos a Madrid, donde van a ser juzgados por el Tribunal Supremo, Albert Rivera ha cargado contras ellos y les ha recomendado que la próxima vez, en vez de quejarse por el juicio, cumplan con la legalidad. «A estos que hoy protestan porque tienen que ir a un juicio, o a una cárcel, que se lo hubieran pensado antes de dar un golpe de Estado», ha aseverado.

El líder de Ciudadanos ha argumentado además que su prisión provisional está justificada por el «riesgo de fuga» que puso de manifiesto en su día la huida a Bélgica del expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. Y ha vuelto a advertir de la intención del presidente del Gobierno de indultar en el futuro a estos políticos. «Si a Sánchez se le ocurre conceder indultos, el PSOE va a desaparecer (...) porque los españoles no van a tolerar concesiones a los que han intentado liquidar España», ha concluido.