Rius quiere ser diputado de Les Corts por Compromís para blindarse como aforado

Xavier Rius a su salida de la Ciudad de la Justicia. /Jesús Signes
Xavier Rius a su salida de la Ciudad de la Justicia. / Jesús Signes

El responsable provincial de Cultura está investigado en dos causas y si lograra acta de parlamentario los procesos pasaría a verlos el TSJ

Héctor Esteban
HÉCTOR ESTEBANValencia

Los aspirantes a ocupar un puesto en las listas autonómicas de Compromís empiezan a enseñar sus cartas. En esa carrera siempre hay sorpresas y una de ellas ha sido el paso adelante del diputado provincial de la coalición Xavier Rius, que ha cambiado su hoja de ruta para ocupar un puesto en la candidatura. El extraño movimiento tiene al menos dos razones de peso. Rius quiere tener acta de parlamentario en Les Corts Valencianes la próxima legislatura para refugiarse como aforado. Con este blindaje, sólo podría ser juzgado por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV). El miembro de Compromís está ahora mismo investigado en dos casos: la adjudicación de un servicio de guías en el MuVIM y la impresión de unos catálogos para el mismo museo antes de que se hiciera público el servicio. Dos razones para blindarse en un futuro como aforado.

Rius es uno de los cargos de Compromís que más ha pisado los tribunales durante esta legislatura. Hace tan sólo dos semanas, el magistrado del juzgado número 1 de Valencia emitió una acto por el que citó al diputado provincial en calidad de investigado (lo que se consideraba anteriormente imputado). El Partido Popular presentó una denuncia por unas irregularidades detectadas en la adjudicación de unos catálogos para una exposición del MuVIM. Los folletos se imprimieron antes de que el servicio fuera adjudicado, una presunta irregularidad que llevará al responsable del área de Cultura provincial a realizar de nuevo el paseíllo en los tribunales el próximo 13 de marzo, según el último auto rubricado por el juez.

La estrategia de Rius es clara. La causa de los catálogos contra el diputado provincial se sigue en el juzgado de instrucción número 1 de Valencia, por lo que si el cargo de Compromís después de las elecciones autonómicas logra un escaño en el Parlamento regional, su caso pasaría directamente a ser visto en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana. Los cargos públicos creen que la condición de aforados les otorga mayor protección.

En esta maniobra, según las fuentes judiciales consultadas, sólo habría una posibilidad para que el proceso siguiera en el actual juzgado en el caso de que Rius fuera diputado en Les Corts. Esta excepción se daría si el juez del número 1 de Valencia abriera juicio antes de las elecciones de mayo. Un dato poco probable por los tiempos de la Justicia. Rius está llamado a declarar el próximo 13 de marzo y es casi imposible que se abriera juicio por el asunto de los catálogos del MuVIM antes de los comicios autonómicos. El hecho de tener la condición de aforado parece que da más seguridad al imputado o procesado, que viene a tener el privilegio de ser juzgado por un Alto Tribunal.

Rius incluso ha cambiado la hoja de ruta que tenía en mente de cara a las elecciones. El pasado mes de noviembre, el colectivo local de Compromís de Picanya eligió al portavoz de Cultura de la Diputación como candidato a la alcaldía de la localidad en las próximas municipales. Una decisión que entraba dentro de la normalidad y que fue muy bien recibida en la agrupación local. Pero en los últimos días se han precipitado los acontecimientos y la situación ha dado un giro de 180 grados. Finalmente, Rius no será el candidato. En un comunicado inesperado, Compromís de Picanya anunció que la elegida como próxima número uno de la lista de la coalición en este municipio de l'Horta Sud era Helena Ferrando.

La nota de prensa remitida por Compromís de Picanya es significativa al remarcar que «definitivamente» será la número dos de la conselleria que dirige Mónica Oltra el cartel electoral de la coalición, cuando ya se había aprobado que Rius optaría para ser elegido alcalde de la localidad. Entre la apuesta por el diputado provincial de Cultura y el anuncio el domingo por la noche de que la candidata sería Helena Ferrando han sucedido varias cosas, entre ella la calificación como investigado de Rius en el asunto de los catálogos del MuVIM. Helena Ferrando es una de las personas de máxima confianza de la vicepresidenta del Gobierno valenciano.

Exonerado por Company

Además del caso de los catálogos, Rius compareció como investigado hace unas semanas ante el juzgado número 7 de Valencia por la contratación de un servicio de guías también en el MuVIM. El director del principal museo de la Diputación de Valencia, Rafael Company, declaró hace unos días en el juzgado y exoneró de toda responsabilidad al diputado de Cultura de la contratación del servicio de guías del museo provincial. Company, que es una de las personas de confianza de Rius, cargó contra un funcionario como máximo responsable de las irregularidades en el proceso de contratación.

Ante el panorama judicial en el que se encuentra inmerso, Rius ha optado por comparecer en el proceso de primarias de Compromís con el fin de acomodarse en una lista electoral que le abrigue y que le permita acceder al privilegio de ser considerado como aforado. Es casi imposible que los magistrados que llevan los casos abran juicio antes de las elecciones, por lo que Rius puede llegar a finales de mayo con un puesto en la lista de Compromís, una posterior acta de diputado y la condición de aforado. El caso contra el diputado de Ciudadanos Domingo Rojo fue visto por un juzgado de instrucción porque el juicio se abrió antes de ser elegido diputado autonómico.

Más sobre el caso de Rius