Una reunión del abogado de Blasco con el fiscal abre la puerta a un pacto antes de juicio

El Supremo confirma el fallo del Tribunal de Cuentas del pago de 1,6 millones al inadmitir el recurso del exconseller

A. RALLO

De nuevo, una puerta abierta a una conformidad en el caso Cooperación, un acuerdo entre los acusados para frenar la celebración del juicio. Una reunión que se celebró ayer entre los dos abogados de Rafael Blasco y la Fiscalía Anticorrupción ha confirmado que existe aún una vía de diálogo; que hay voluntad por ambas partes.

El acuerdo, de entrada y sin descender a los detalles, interesa a todos. A las acusaciones, por evitar un juicio de varios meses en el que lo más importante más allá de las condenas -condicionadas para los cabecillas por la primera sentencia del TSJ- consiste en recuperar la mayor cantidad de dinero posible. Los acusados, por su parte, se enfrentan a un proceso con escasas posibilidades de obtener un pronunciamiento favorable. La existencia de una trama para desviar fondos ya fue destripada por el Tribunal Superior de Justicia y confirmada posteriormente por el Supremo. Ahora, con los mismos protagonistas principales y un buen número de nuevos secundarios, resultaría poco probable una absolución.

Además, si todo lo anterior no fuera suficientemente como para desalentar a las defensas, todavía existe otro factor en contra: Augusto César Tauroni. El empresario, condenado en la primera pieza del caso y que ya ha cumplido su pena de prisión, adelantó hace unos semanas su intención de confesar en el juicio. Esta declaración inculpatoria -si antes no se llega a esa gran conformidad en la que varios letrados estarían más que interesados- complicaría -todavía más- la situación que afrontan en la vista oral.

El empresario Tauroni ya anunció que él iba a confesar en la vista aunque no hubiera pacto

Aparte habría que añadir algunos problemas de salud que arrastra desde hace unos meses el que fuera conseller de Solidaridad. Blasco ingresó en prisión en junio de 2015. Desde entonces ha disfrutado de dos permisos penitenciarios, en las Navidades de 2017. Sin embargo, la Audiencia revocó esos privilegios y desde entonces no ha vuelto a salir de Picassent.

Una de las claves para que fructifiquen los acuerdos es el pago de la responsabilidad civil, entre los dos y los tres millones de euros, aunque la cifra no está confirmada. Serían varios los acusados que tendrían que correr con esa cantidad. Los que más aportarían, en teoría, serían Blasco, Tauroni y el exjefe de Área, Marc Llinares. Tauroni dispone de recursos económicos para saldar su parte de responsabilidad. Cuenta con dos apartamentos en Miami que ahora mismo se encuentran bloqueados porque están a nombre de una sociedad americana. El exconseller dispone, entre otros bienes, de un chalé en la zona de la Barraca d' Aigües Vives.

En esta causa, la unión de las piezas 2 y 3, se investiga el fraude en la concesión de subvenciones a diferentes ONG´s y el fallido proyecto del hospital en Haití. Anticorrupción pide a Blasco 16 años de cárcel.

El Tribunal Supremo, por otra parte, confirmó ayer la condena del Tribunal de Cuentas por la primera pieza del Caso Cooperación, el desvío de fondos destinados al Tercer Mundo para la compra de dos pisos en la ciudad de Valencia. En su día condenaron a la cúpula de la exconselleria al pago de 1,6 millones de euros, pero tras un recurso absolvieron a Tauroni.

El Supremo ha confirmado ahora ese pronunciamiento favorable al empresario y ha inadmitido el recurso del fiscal. Del mismo modo, también ha hecho lo mismo con el que presentó Rafael Blasco para librarse del pago de estas responsabilidades.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos