El retraso en los nombramientos de Podemos bloquea el Parlamento

Rubén Martínez Dalmau, de Podemos, en Les Corts. / TXEMA RODRÍGUEZ
Rubén Martínez Dalmau, de Podemos, en Les Corts. / TXEMA RODRÍGUEZ

El partido morado y EU deben decidir una denominación del grupo y sus portavocías cuando se agota el límite legal para constituirse

BURGUERA

valencia. La lista de Podemos que se presentó a las elecciones autonómicas del pasado 28 de abril es la única que aún no se ha constituido como grupo parlamentario en Les Corts. Como algunos de sus miembros reconocen, los consensos en el seno de los morados son tan difíciles de lograr como de que perduren. De tal manera que, desde que se constituyese la Cámara el pasado jueves aún no se han podido reunir los ocho diputados para organizarse. Esta falta de constitución como grupo provocó que ayer, la primera reunión de la nueva Mesa de Les Corts finalizase sin poder llegarse a acuerdos fundamentales como, por ejemplo, repartir los espacios entre la media docena de listas electorales que ha logrado representación parlamentaria.

A Vox debería hacerle hueco, en principio, el PP en la planta que hasta ahora ocupaba en su totalidad. Esa organización se está desarrollando hasta ahora más por voluntad e iniciativa propia que gracias a un procedimiento mínimamente ordenado.

Podemos tiene ocho días, hasta el viernes, para constituirse. A lo largo de esta semana deberían hacerlo. Si es que consiguen ponerse de acuerdo, entre otras cosas, en el nombre que van a utilizar. Hasta que eso ocurra, la Mesa del parlamento queda a la espera, y la Junta de Síndics también se sitúa a expensas de saber qué ocurrirá con el grupo de morados y miembros de EU.

¿Se llamará Podemos o Podem? ¿Incluirá EU en el nombre o solo Unidas, o Unida? ¿O serán siglas, y cuáles? En la película 'La vida de Brian', no era lo mismo ser del Frente Popular de Judea que la Unión Popular de Judea. Por no hablar del Frente Judáico Popular. Todos odiaban a los 'malditos romanos', pero cada uno por su lado, según la parodia del grupo de comedia inglés Monty Python. Es complicado unir tanta pasión militante. A la que te descuidas, aparece un disidente. La lista de coalición electoral entre Podemos y Esquerra Unida de cara a las elecciones autonómicas parece estar en una tesitura similar en lo que se refiere a al nombre del grupo parlamentario, que aún está por concretarse. Y no únicamente el nombre. Tienen ocho días hábiles para decidirse, pero ese tiempo no permitirá resolver el futuro de Rubén Martínez Dalmau, jefe de filas pero que aspira a incorporarse al Consell. ¿Y quién lo sustituirá? Todo apunta que Ferran Martínez, exsenador, podría reemplazarlo, si bien habrá que ver el protagonismo que recibe Rosa Pérez Garijo, jefa de filas de EU.

Esa falta de concreción tienen a la Mesa de Les Corts de manos atadas, pues ayer ni siquiera se pudo instar a los grupos parlamentarios a finalizar con el proceso de reparto de escaños.

Fuentes del grupo advirtieron de que, a pesar del retraso, «estamos dentro de los plazos de ocho días», y señalaron que se celebrará una reunión «hoy o mañana». Fuentes parlamentarias señalaron que los podemistas admiten que todavía no se ha decidido cómo se llamarán de manera oficial y que, además, ese nombre debe pasar por consulta interna de cada uno de los dos partidos que integrarán el grupo: Podemos y Esquerra Unida.