Los recortes de Soler para frenar el gasto soliviantan a los socios del Botánico

La vicepresidenta Mónica Oltra y el conseller de Hacienda, Vicent Soler. / EFE/ Juan Carlos cardenas
La vicepresidenta Mónica Oltra y el conseller de Hacienda, Vicent Soler. / EFE/ Juan Carlos cardenas

Compromís se desmarca de Hacienda y dice que el problema es de ingresos

MARTA HORTELANOVALENCIA.

Todos los gobiernos son de coalición. Incluso los que sólo están formados por un único partido. Por un lado está Hacienda y por el otro, todas las demás consellerias. Si a esta ecuación le unimos que el Gobierno valenciano está formado por tres socios diferentes, PSPV, Compromís y Unidas Podemos, el desacuerdo está servido. Y en el caso de los planes del área encargada de gestionar la caja de la Generalitat para contener el gasto para lo que queda de año, las diferencias vuelven a ser claras.

La polémica surge después de que la Conselleria de Hacienda, gestionada por el PSPV, haya pedido ya al resto de consellerias que se anulen los documentos de retención de crédito, según argumentan, por motivos de eficiencia. La decisión, que ya ha sido comunicada a las consellerias, implica un cierre casi total del gasto que no esté ya comprometido. Es decir, del que no se haya producido ya o esté aprobado que se produzca, lo que deja a los distintos departamentos de la Generalitat en una complicada situación.

Desde Compromís evidenciaron ayer su malestar no sólo por el fondo de la cuestión, sino por el ya tradicional modus operandi del departamento que dirige el socialista Vicent Soler a la hora de tomar las decisiones que afectan a las políticas de todas las consellerias. «No han planteado ninguna posible negociación. Se han limitado a mantener conversaciones bilaterales con las consellerias para ver qué cantidades hay disponibles y plantear los recortes que consideran», criticaron desde la coalición. Y es que para Compromís, el problema del Consell no es de gasto, sino de que faltan ingresos, y lamentan que desde Hacienda sólo se dé una salida a la falta de fondos que el Gobierno central adeuda a la Comunitat. En la coalición aseguran que la ley de presupuestos está para cumplirla y, en este caso, no será así, ya que los compromisos que se adquirieron en la negociación de las cuentas públicas que cada año se aprueban en el Parlamento, no se están cumpliendo con este cambio de planes en el séptimo mes de legislatura. «Ejecutar el presupuesto aprobado no es gastar, sino cumplir con lo acordado», lamentan desde las consellerias de la formación que lidera Mónica Oltra, que aseguran que sus socios han preferido comprar el discurso del Gobierno central y abrir un problema en el seno del Consell. «No aceptamos los recortes de gasto que se podrían suplir con la llegada de los ingresos que nos tocan. Solo esperamos que reclamen a la ministra Montero lo mismo y con al menos la misma intensidad que tenían con Montoro», reconocen desde la coalición.

Hacienda dice que no se puede seguir con el plan incial porque el escenario ha cambiado

Sin embargo, desde el departamento que dirige el socialista Vicent Soler aseguraron que el Consell no está haciendo ningún recorte, sino que se están reordenando los gastos porque el escenario económico ha cambiado. «Lo que no se puede es mantener un escenario de gasto cuando el que había planteado en Madrid se ha desmontado por la falta de Gobierno». No se puede continuar licitando programas con gasto que no esté ya comprometido si luego no tienes los fondos necesarios para pagarlos, reconocían. Pero dejan al margen los servicios públicos básicos, que en todo caso quedan garantizados. Desde Hacienda, sin embargo, restan importancia a la jugada y la enmarcan dentro de un plan para trabajar sobre las inejecuciones en el que trabaja toda la secretaría autonómica (dirigida por Compromís). Es decir, sobre todos los fondos que a final de año siempre se quedan sin haber ejecutado porque se acaban no haciendo. «El conseller de Hacienda cuenta con la responsabilidad y la solidaridad de todos y cada uno de los miembros del Consell», señalaron ayer fuentes de su departamento.