El PP reclama al Consell el expediente de la televisión de la familia afín al hermano de Puig

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig. / EFE
El presidente de la Generalitat, Ximo Puig. / EFE

Los populares solicitan la documentación por la cual la Generalitat da luz verde a la compra del canal castellonense por parte de los Adell Bover

B. F.

valencia. La portavoz adjunta del PP en Les Corts Eva Ortiz presentó el miércoles una petición al Consell de los expedientes administrativos sobre la adjudicación y la compraventa de la Televisión de Castellón, que ha pasado de manos del grupo Marina d'Or a la familia Adell Bover, propietarios de productoras audiovisuales que colaboran estrechamente con Francis Puig, hermano del presidente de la Generalitat. El motivo de tal petición, según fuentes de los populares, es que hay «sombras de sospechas» respecto a las operaciones por tratarse de transacciones que afectan de manera más o menos directa tanto a Puig como a su entorno familiar.

Ortiz reclama datos sobre la adjudicación de las concesiones para las televisiones, que se aprobó por el pleno del Consell en 2016. Igualmente, la diputada del PP solicita conocer cómo va la tramitación, por parte del Gobierno valenciano, de la autorización para la venta de Televisión de Castellón a la familia Adell Bover, así como de la documentación «que acredite el cumplimiento de los requisitos establecidos» en la legislación valenciana respecto a ese tipo de transacciones.

Tanto el hermano de Puig como la familia Adell Bover no dejan de trabajar decididamente con el fin de ampliar su actividad mediática. Y ya no sólo en Castellón, donde cuentan con licencias que se expanden a lo largo y ancho de la provincia. El pasado mes de julio, según 'Extradigital', Mas Mut Producciones logró una de las licencias de televisión digital local de Alcañiz y otra de las de Andorra, mientras que Comunicacions dels Ports, recibió la licencia de una en Calamocha, otra en Teruel y una tercera en Caspe. Tanto Mas Mut como Comunicación del Ports son empresas en las que trabaja y participa Francis Puig, y lo mismo han hecho en el pasado otros miembros de la familia del presidente de la Generalitat. Estas dos empresas mantienen una estrecha colaboración con las productoras de la familia Adell Bover. También intercambiaron contenidos con Televisión de Castellón, que durante años mantuvo un acuerdo de participación con el periódico Mediterráneo, en el que el jefe del Consell tiene acciones valoradas en cerca de 178.000 euros.

Mas Mut y Comunicación dels Ports logran en Aragón cinco licencias que añaden a las de la Comunitat

«Cada día hay más datos que demuestran como los hermanos y amigos de Puig se mueven sin disimulo desde que Puig es presidente», asegura Ortiz, quien vaticina: «Pronto sabremos que hay detrás de todos estos negocios y subvenciones».

À Punt detectó hace unos meses a tres productoras pactando precios para un concurso por valor de más de 60.000 euros. Una de esas empresas era Comunicacions dels Ports. La firma se retiró. Kriol Produccions y Canal Maestrat, de la familia Adell Bover, fueron excluidas al descubrir que entre las tres habían cerrado precios al céntimo. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia investiga este asunto. Kriol y Canal Maestrat también son investigadas por la Agencia Antifraude al hallar indicios de corrupción al presuntamente falsear sus proyectos y justificar los gastos para recibir subvenciones. Kriol presentó el proyecto Telescola y justificó la ayuda con pagos a firmas vinculadas a Más Mut y Comunicacions dels Ports.