Caso Taula

El TSJ rechaza el recurso de Domínguez para evitar que decida el juez del blanqueo

El exdiputado Miquel Domínguez. /J. Monzó
El exdiputado Miquel Domínguez. / J. Monzó

La Sala de lo Civil y Penal reitera que no es competente para resolver una vez dejó de ser aforado

A. Rallo
A. RALLOValencia

La Sala de lo Civil y Penal ha rechazado el recurso del exdiputado Miquel Domínguez contra la resolución de que sea el juez de Instrucción 18, que investiga a medio centenar de cargos populares por el blanqueo de 50.000 euros, el que decida acerca de su futuro judicial, según informaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia (TSJ)

El exedil del Ayuntamiento de Valencia quería evitar a toda costa que el expediente fuera trasladado al juzgado unipersonal, donde sus compañeros siguen investigados. La iniciativa partió de un escrito del fiscal Anticorrupción que defiende que desde que se produjo el archivo de las diligencias en el TSJ –únicamente se instruyó la parte relativa al aforado– se han registrado importantes avances en las pesquisas que llevarían a la reapertura de la causa contra el entonces aforado. Por ejemplo, se han probado de manera indiciaria «un alto grado de prácticas corruptas en el Ayuntamiento».

La instructora del TSJ decidió en su día el archivo y recientemente, ante la petición de reapertura, que el asunto se derivara al juzgado. Pero Domínguez recurrió. El ex cargo popular es consciente de que existen muchas posibilidades de que termine siendo citado otra vez como investigado por participar en el blanqueo.

Fuentes judiciales apuntan a que el juez no ha dictado el auto de procedimiento abreviado, el que pone punto y final a la instrucción precisamente porque estaba a la espera de que se resolviera la situación del aforado. Resultaría difícil de entender que cerca de medio centenar de cargos fueran procesados, mientras Domínguez, en idéntica posición que sus compañeros, se librara de un juicio. De esta forma, el aforamiento y el momento en el que se elevó la causa -todavía en una fase muy prematura- habrían beneficiado al diputado. Pese a lo anterior es cierto que la situación de Domínguez es atípica: tiene en su mano un auto de archivo del TSJ, pero la más que probable 'reimputación' en el blanqueo.

Anticorrupción, en su escrito, detallaba los nuevos argumentos incriminatorios contra Domínguez y, en realidad, contra el resto de investigados. En este sentido, recordaba que todas las campañas -de 2007 a 2015- se han caracterizado por exceder el máximo permitido y al margen de cualquier sistema de control financiero.

Destaca el papel de las dos agencias de comunicación implicadas, Laterne (2007) y Trasgos (2011), y cómo en realidad se trataba de instrumentos empresariales para canalizar aportaciones de empresarios a la campaña electoral. Los colaboradores en esa caja B del grupo municipal eran los principales contratistas del Ayuntamiento, incidió la acusación pública.