El TSJ rechaza que el Consell pague a un ex alto cargo de Blasco 98.000 euros

Josep Maria Felip, cerca del TSJ. / juan j. monzó
Josep Maria Felip, cerca del TSJ. / juan j. monzó

Josep María Felip reclamó a la Generalitat los gastos de su defensa en el Tribunal de Cuentas tras ser absuelto de la primera parte del caso Cooperación

A. RALLO

valencia. Jarro de agua fría para el que fuera número 2 de Rafael Blasco al frente de la Conselleria de Solidaridad y Ciudadanía. Josep Maria Felip, director general del departamento autonómico, resultó absuelto de la primera parte del caso Cooperación, aquella en la que se juzgaba el desvío de dinero destinado al Tercer Mundo para la compra de pisos en la ciudad de Valencia. De igual modo, el Tribunal de Cuentas, el órgano que enjuicia la responsabilidad contable de los cargos públicos, también le exculpó.

Felip pidió entonces a la Generalitat Valenciana que le pagara el abogado que le había representado en ese procedimiento. Pasó una minuta de 98.000 euros. Hay que tener en cuenta que estos honorarios se calculan en base a un porcentaje de la cantidad que la Administración reclama.

El ex director general sustentaba su petición en la Ley de Asistencia Jurídica que recoge que cuando un alto cargo reclama la defensa de la Abogacía de la Generalitat y esta se la deniega por un conflicto de intereses -tal y como fue el supuesto en Cooperación- en el caso de que resulte absuelto se debe indemnizar al perjudicado. La Generalitat, a través de la Conselleria de Transparencia que asumió las competencias que antes tenía Solidaridad, rechazó la petición. Y Felip decidió acudir al Contencioso.

Una docena de acusados han ingresado ya 452.000 euros por los pactos en los otras piezas del caso

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunitat no le ha dado la razón. Y no lo ha hecho porque básicamente en la petición inicial de Felip no se hace «expresa solicitud» de la indemnización por el procedimiento del Tribunal de Cuentas sino únicamente por el proceso penal. Además, el fallo subraya la Sala que, tal y como había indicado la Generalitat, existe un «evidente» falta de coincidencia de intereses entre la Administración, que en este asunto impulsó el procedimiento por alcance. El alto tribunal impone las costas al propio Felip: 1.500 euros.

El alto cargo de la Generalitat siempre ha defendido su inocencia en la trama de Cooperación. Los tribunales le dieron la razón en la primera parte. Respecto a las piezas 2 y 3, que se enjuiciaron hace un par de meses, el ex director general pactó con la Anticorrupción penas inferiores a dos años y alrededor de 30.000 euros para cerrar el asunto.

La Generalitat, por otra parte, comunicó ayer, que han recuperado 452.287,48 euros del daño patrimonial causado por 12 de los acusados en el juicio de las piezas 2 y 3 del caso Cooperación, relacionadas con el desvío de fondos públicos que deberían haberse dedicado a proyectos en países en desarrollo, entre los que se encontraba la construcción de un hospital en Haití. A esta cantidad habría que añadir 1.049.000 euros reintegrados en las piezas ya finalizadas relativas a las ayudas a la cooperación en Nicaragua. El dinero depositado corresponde a las responsabilidades civiles asumidas por 12 de los procesados en la trama de desvío de fondos públicos, conforme a lo pactado por estos con la Fiscalía y la Abogacía de la Generalitat, que ejerce de acusación particular en el juicio.

Las sumas ya han sido consignadas por los acusados e ingresadas en la cuenta de la Generalitat. Están pendientes de la sentencia judicial del caso, prevista para el próximo mes de diciembre, momento en el que estarán plenamente disponibles por parte del Consell. La previsión es destinarlo a ayudas a la cooperación para el desarrollo.

«Este caso tuvo un aspecto especialmente grave, ya que parte de los fondos recuperados procedía de pequeñas donaciones realizadas por miles de valencianos y valencianas como muestra de solidaridad tras el terremoto que asoló Haití en el año 2010», indicó el responsable de la Oficina de Recuperación de Activos de la Generalitat, Antonio Torres.