Lo Rat y la RACV denuncian ante la UE la marginación del valenciano

Òscar Rueda (i) y Voro López (d), coordinadores del informe, ayer, con Enric Esteve (c) en Lo Rat Penat. / irene marsilla
Òscar Rueda (i) y Voro López (d), coordinadores del informe, ayer, con Enric Esteve (c) en Lo Rat Penat. / irene marsilla

Los autores del informe remitido al comité de expertos de lenguas minoritarias buscan contrarrestar la influencia de ACPV y Escola

F. RICÓS VALENCIA.

Lo Rat Penat y la Secció de Llengua de la Real Acadèmia de Cultura Valenciana (RACV) han denunciado ante el comité de expertos de la Carta Europea de las Lenguas Minoritarias «el estado de discriminación que sufren las entidades, escritores y usuarios de la normativa de la RACV, conocida popularmente como Normes del Puig».

La denuncia se recoge en un informe remitido al citado comité por correo electrónico y certificado. Está elaborado por un equipo coordinado por Òscar Rueda, presidente de los Cursos de Llengua i Cultura Valenciana de Lo Rat Penat, y por el director de la Secció de Llengua i Lliteratura Valencianes de la RACV, Voro López. Fue presentado ayer en la sede de Lo Rat Penat con un salón lleno y la presencia de dos diputados del PP, Chiquillo y Betoret, y el diputado provincial Aguar.

El estudio, de 143 páginas, con un apéndice de otras 178, «describe la actual situación sociolingüística de la lengua valenciana», indicaron.

Exigen que se trate con los mismos derechos a los que defienden el uso de les Normes del Puig

Cuando España se adhirió en 2001 a la Carta Europea de las Lenguas Minoritarias el comité de expertos escuchaba a los seguidores de les Normes del Puig, pero poco a poco se fueron imponiendo los idearios de Acció Cultural del País Valencià y Escola Valenciana, órganos a los que consultan los miembros del citado comité de expertos. Ahora Lo Rat Penat y la RACV quieren contrarrestar esta situación.

«Nuestra postura viene sufriendo durante las últimas décadas unos maltratos crecientes por parte de la oficialidad que se han agravado desde el último cambio de gobierno autonómico en 2015», indican en el informe. De ahí que desde Lo Rat y la RACV pidan al comité de expertos que cuando visiten Valencia, puede que el próximo 13 de diciembre, no solamente escuchen la versión de la situación de la lengua valenciana que les da ACPV y Escola.

La posición que defienden sobre el valenciano, «autoctonismo» la denominan, «merece el mismo respeto que la de aquellos valencianos que optan por posiciones 'particularistas' ( potenciar la forma autóctona del dialecto) o 'anexionistas' (el valenciano es catalán)».

Los autores destacan que respetan la libertad de cátedra y el funcionamiento interno de las universidades valencianas, «pero somos de la opinión de que los actuales responsables del departamento de Filología Catalana de la Univertitat de València y las demás universidades no están siendo objetivos en sus planteamientos, los cuales vemos movidos más por motivaciones políticas e ideológicas que científicas». Por tanto, indican, «deben observarse como una opinión de parte». Indican que numerosos filólogos, lingüistas, escritores, entidades culturales y usuarios del valenciano «no están de acuerdo con las tesis anexionistas» de las universidades.

Además señalan que el caso valenciano es perfectamente homologable a otros casos que se han dado en Europa, «como el noruego, el gallego o en épocas pasadas, el ucraniano». Por ello reclaman ante el Consejo de Europa que los poderes públicos valencianos, españoles y europeos traten «a los valenciano parlantes autoctonistas con el mismo respeto y reconocimiento» que a los particularistas y especialmente a los anexionistas, y se les reconozcan «los mismos derechos a recibir ayuda, promoción y difusión a las entidades y escritores» que apuestan por el uso social del valenciano de acuerdo a les Normes del Puig «sin ninguna discriminación».

Los autores reclamen a los poderes públicos reformas «para impedir legalmente cualquier discriminación activa o pasiva a los valenciano parlantes usuarios de les normes de la RACV», además de reconocer a la Secció de Llengua i Lliteratura Valencianes, «como a entidad normativa de referencia para la lengua valenciana», pues ya lo es de facto.