Puig pide a Sánchez que la lealtad entre los gobiernos sea «de ida y vuelta»

El presidente Ximo Puig junto a la vicepresidenta Mónica Oltra. / manuel molines
El presidente Ximo Puig junto a la vicepresidenta Mónica Oltra. / manuel molines

El jefe del Consell mantendrá una reunión con el presidente en septiembre en la que le reclamará un nuevo modelo de financiación

A. C. VALENCIA.

Ximo Puig, presidente de la Generalitat y secretario general del PSPV, y Pedro Sánchez, presidente del Gobierno y líder del PSOE, han intentado recomponer en el último año una relación que venía tocada desde el último congreso de los socialistas valencianos. La llegada de Sánchez a la Moncloa permitió a Puig tener más esperanzas con algunas cuestiones que llevaban paralizadas en los dos mandatos de Mariano Rajoy, entre las que destacaba claramente la financiación autonómica. Por ello, Puig no dudó ayer en recordar al líder del PSOE que lealtad entre los dos gobiernos tiene que ser «de ida y vuelta» y deslizó que el Ejecutivo tiene que cumplir con los compromisos pendientes.

El jefe del Consell se manifestó en estos términos en un balance conjunto que realizó con la vicepresidenta Mónica Oltra en el que aseguró que se seguirá practicando la «lealtad reivindicativa» y defendiendo el interés general de los valencianos «por encima de cualquier otra cosa» tal y como lo hacía con el anterior gobierno popular. Puig no dudó en afirmar que el cambio del modelo de financiación es «irrenunciable» pero apostilló que el Gobierno valenciano quiere que se tomen decisiones «ya» en cuanto a reestructuración de la deuda, y se deben utilizar los instrumentos posibles para superar la discriminación de la Comunitat. Además, indicó que la entrevista con Sánchez dentro de la ronda de encuentros con presidentes autonómicos será en septiembre, una fecha que remarcó que le va bien.

Estas declaraciones se producen después de que el Gobierno central no haya conseguido dejar claro si aspira a que el cambio en la financiación autonómica vaya a tener lugar esta legislatura o es un tema que no se puede abordar en estos dos años.

El líder del PSPV cree que se ha superado «la deriva centralista» y existe más diálogo con el Ejecutivo

El líder de los socialistas valencianos también dedicó algunos halagos al líder de su formación al subrayar que hay una mayor capacidad de diálogo y que el Gobierno de España ha dejado «la deriva centralista» del anterior ejecutivo y está «en mucho más diálogo» con las comunidades autónomas. También insistió en la mayor capacidad de interlocución que existe ahora, «un avance sustancial» en términos políticos.

Preguntada por el Gobierno de Sánchez, Oltra dijo que solo han pasado dos meses, si bien opinó que la música «suena mejor» pero hay que ver «la letra». En las áreas de gestión social se ha notado una mejora, según Oltra, que citó el reparto de los 120 millones del Pacto contra la Violencia de Género y el IRPF Social.

Sobre los tres años de gobierno del Consell, el presidente de la Generalitat destacó que no hay ningún indicador económico ni social que haya empeorado en este periodo y aseguró, que «sin triunfalismos», porque existen problemas como la exclusión social y la falta de empleo, que si continúan las mismas condiciones, en 2019 el paro habrá bajado en diez puntos. Para Oltra, se ha reconducido una situación en la que la Comunitat estaba «cercada por la corrupción y la mala gestión y la pésima organización» y ahora es ejemplo de «buenas prácticas, eficiencia, buena gestión, estabilidad, diálogo, solidaridad y hospitalidad».

Tras un balance claramente positivo, en la ronda de preguntas los dos dirigentes fueron cuestionados sobre la posibilidad de un adelanto electoral que está sobrevolando estos días el Palau de la Generalitat. Sobre este tema, que es una prerrogativa del jefe del Consell, Puig no quiso ni confirmar ni desmentir nada. El presidente sí incidió en que «en estos momentos» no ve «motivos» para un adelanto electoral aunque advirtió en que «las circunstancias políticas en el futuro pueden cambiar» y que de hacer uso de esta prerrogativa del Estatuto de Autonomía sería «pensando en el interés general de la Comunitat Valenciana». Una tesis que secundó Oltra y que parece indicar que en el caso de que se planteen esta opción para visibilizar la agenda valenciana en Madrid será pactada entre PSPV y Compromís.

 

Fotos

Vídeos