Puig ofrece un plan de empleo para jóvenes y mayores de 55 años

Colas ante la oficina de empleo. / SERGIO PEREZ
Colas ante la oficina de empleo. / SERGIO PEREZ

El candidato socialista a la Generalitat apuesta por «intensificar la concertación social» para generar más confianza y credibilidad

EFE VALENCIA.

El president de la Generalitat y candidato a la reelección, el socialista Ximo Puig, anunció ayer que su formación planteará un plan de empleo que avance en los sectores de la población que tienen más problemas laborales, en referencia a los mayores de 55 años y los jóvenes.

Puig hizo estas manifestaciones en declaraciones a los periodistas antes de reunirse con el secretario general de UGT-PV, Ismael Sáez, y defendió la necesidad de «intensificar la concertación social», que genere «más confianza y credibilidad».

«El empleo y el estado social son los ejes fundamentales del desarrollo social de un país», agregó el candidato socialista, quien indicó que aunque han mejorado los datos del desempleo, con la bajada de diez puntos y la creación de 240.000 puestos de trabajo, hay que «mejorar mucho la calidad» y dignificar las condiciones laborales.

«Para ello planteamos un plan de empleo digno, de garantía social» que «avance en aquellos sectores de la población que tiene más problema de empleo», como mayores de 55 años y jóvenes, aseveró.

Este plan, agregó Puig, «está abierto» a la incorporación de cuestiones interesantes, con principios «potentes y flexibilidad para hacerlos posible».

Preguntado también sobre la propuesta del PSPV-PSOE en materia de becas universitarias, Puig señaló que su formación garantizará la «igualdad de oportunidades» y que «no se pierda talento por razones económicas», y para ello se aumentarán las becas universitarias y «todos los estudiantes que aprueben el curso tendrán la matricula gratuita el siguiente», con el objetivo de fomentar la cultura del «esfuerzo».

UGT: hay dos modelos

Por su parte, el secretario general de UGT-PV, Ismael Sáez, alertó de que «hoy más que nunca se ponen en cuestión dos modelos», uno que ofrece «una involución fiscal y pretende hacerla compatible con la prestación de servicios públicos de calidad», y otro que defiende «un estado social y para lo cual hay que aumentar la carga impositiva».

UGT-PV, indicó Sáez, defiende que el tamaño de la administración autonómica «importa» y que «hay margen suficiente no solo para prestar servicios sociales de calidad sino para acometer también el cambio del modelo productivo industrial y fórmulas que hagan de la innovación el motor del progreso» de la Comunitat.

Ahora bien, el líder sindical también apuntó que para ello son necesarios recursos, y es «fundamental» una financiación justa, que el sindicato sigue reivindicando y ha trasladado a la sociedad.