Puig hace un guiño a Alicante y anuncia el centro de memoria democrática

Puig hace un guiño a Alicante y anuncia el centro de memoria democrática

El presidente responde a las críticas por la llegada de fondos a la Comunitat que ahora «no hay otra opción»

EP

alicante. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, es consciente del varapalo que sufrieron las siglas de la formación tras la pérdida de la alcaldía de Alicante y las sospechas de intentos de compra de voluntades para recuperar el sillón. Una debilidad que el secretario general del PSPV quiere paliar. De ahí el anuncio para la ciudad y relacionado, además, con una materia tan delicada como la memoria histórica. El líder socialista propuso ayer que el Palacio de Justicia de Alicante de Benalúa, la antigua cárcel en la que falleció el 28 de marzo de 1942 el poeta Miguel Hernández, sea la sede del Instituto Valenciano de Memoria Democrática, los Derechos Humanos y Libertades Públicas, así como la sede del Centro Documental de la memoria democrática valenciana.

Puig visitó el monumento en memoria de la muerte del poeta. El dirigente explicó que se ha optado por la antigua cárcel de Benalúa porque es un «lugar emblemático» y «no puede haber convivencia y concordia sin memoria. Y la memoria exige reparación». Así, señaló que en breve «empezarán las obras para que la antigua cárcel sea el Palacio de Justicia de Alicante con una inversión de 53 millones», un Palacio de Justicia en el que también estará la sede administrativa del instituto y el anunciado centro de documentación de la memoria democrática.

El dirigente recordó que el Instituto Valenciano de Memoria Democrática ya está constituido por ley, que a partir del próximo verano se nombrará a su director y que la instalación provisional será en la Casa de las Brujas. Asimismo, explicó que ya están en marcha una serie de actividades como el apoyo a las personas que están buscando los restos de sus familiares enterrados en fosas comunes, el Banco de ADN que están elaborando la Conselleria de Justicia y de Sanidad o el desarrollo de la conmemoración de Alicante Ciudad de la Memoria». Para el líder de los socialistas valencianos, estas iniciativas se hacen «desde una mirada inclusiva, de reconciliación».

Respecto a la llegada de los 700 millones del FLA, respondió a las críticas con que ahora mismo no hay «otra opción», aunque lo que «necesita y quiere» la Comunitat es una financiación «justa». Además, subrayó que es «bueno pagar pronto» a los proveedores y a los beneficiarios de ayudas públicas.