Puig enfría la precampaña

Ximo Puig junto a Susana Díaz en la campaña electoral de 2015. / Alex Domínguez
Ximo Puig junto a Susana Díaz en la campaña electoral de 2015. / Alex Domínguez

El jefe del Consell asegura que no está en «modo electoral ni preelectoral»Compromís, PP y Ciudadanos ya habían comenzado a prepararse ante la posibilidad de que se adelantasen las elecciones autonómicas

A. C. VALENCIA.

Ximo Puig, presidente de la Generalitat y secretario general de los socialistas valencianos, es el único que puede decidir si la legislatura termina en mayo de 2017, cuatro años después de las elecciones, o si se disuelven Les Corts antes de tiempo y se opta por un adelanto electoral. Puig se había planteado esta posibilidad durante las últimas semanas y no había querido despejar la duda en sus declaraciones públicas. Una situación que había provocado que los partidos comenzaran a movilizar las organizaciones. Sin embargo, el jefe del Consell quiso ser más claro en sus declaraciones ayer al negar unas posibles elecciones anticipadas y enfrió así el debate.

Puig destacó que no está «en modo electoral ni preelectoral», al ser preguntado sobre la posibilidad de unas elecciones anticipadas en la autonomía. «No estoy en modo electoral ni preelectoral», señaló Puig tras una visita al Aeropuerto de Castellón, según informó Europa Press. Para el jefe del Consell es necesario que los partidos «tomen decisiones en este ámbito», pero insistió que él no está «en modo electoral». «No estoy en modo electoral ni preelectoral, estoy en modo de gobernar de la mejor manera posible la Comunidad Valenciana», sentenció el presidente de la Generalitat.

El posicionamiento ambiguo de Puig durante las últimas semanas había llevado a los partidos valencianos a comenzar a preparar su estructura orgánica. En Compromís esta misma semana se hizo efectivo el cese de Vicent Martínez como jefe de gabinete de Vicent Marzà, conseller de Educación, para nombrarlo director de campaña del Bloc. Un claro movimiento para preparar el aparato electoral que se suma a la designación de Pablo Bellver como coordinador de campaña de los nacionalistas. Estos dos nombramientos se han producido de forma paralela a que Mónica Oltra, vicepresidenta del Consell y líder de Compromís, se haya mostrado mucho más crítica con el hipotético adelanto electoral al considerar que es necesario terminar la legislatura para cumplir al máximo lo prometido el pacto de gobierno. Dos hechos que parecen contradictorios dentro de la misma formación política pero que han servido a los nacionalistas para cubrirse las espaldas para lo que pueda pasar.

El presidente de la Generalitat ha modificado el discurso que ha mantenido las últimas semanas

Desde las filas populares también se han dado señales de que no descartan un adelanto. Pablo Casado, presidente del PP, durante su visita a Santa Pola esta misma semana instó a preparar» a partir de ya, una precampaña que nos va llevar seguro a la Generalitat valenciana». Además, Isabel Bonig, líder de los populares valencianos, y otros dirigentes del partido han propuesto al jefe del Consell adelantar las votaciones autonómicas al considerar la legislatura agotada por los roces que han habido entre los dos socios del Ejecutivo, PSPV y Compromís.

Ciudadanos es otra formación que no ha dudado en preparar el terreno para los próximos comicios. Pese a que el candidato a la Generaltiat se elegirá a través de un proceso de primarias, hay un dirigente del partido naranja que se ha posicionado claramente para este puesto, el mediático diputado Toni Cantó. Cantó, que aún no ha querido confirmar sus aspiraciones aunque en el partido lo ven como cabeza de lista, ha intensificado su agenda en la Comunitat. Ayer mismo se le pudo ver junto a Fernando Giner, portavoz de Ciudadanos y concejal del Ayutnamiento de Valencia, en una visita a los términos municipales afectados por el incendio originado en la localidad Llutxent.

Fotos

Vídeos