Puig da cariño a Morera mientras Compromís no define su futuro político

Enric Morera y Ximo Puig, bajo un paraguas en Alicante./ efe/morell
Enric Morera y Ximo Puig, bajo un paraguas en Alicante. / efe/morell

El jefe del Consell muestra sintonía con el dirigente nacionalista y cree que podría seguir presidiendo Les Corts o acceder al Ejecutivo

J. C. Ferriol
J. C. FERRIOLValencia

El pleno de constitución de Les Corts de la próxima legislatura, que tendrá lugar el jueves de la próxima semana, debe resolver como primeras incógnitas quién ocupará la presidencia de Les Corts y cómo quedará la composición de la Mesa de la Cámara. La gestión de Enric Morera al frente del Parlamento autonómico durante la pasada legislatura ha recibido el reconocimiento del PSPV, que ya ha puesto sobre la mesa su nombre como opción continuista al frente de la Cámara valenciana. Un aval que, paradójicamente, se ha hecho mucho menos evidente en Compromís, cuyos dirigentes dan prioridad a la composición del futuro Consell y no a ocupar, como la pasada legislatura, la presidencia de Les Corts.

La coalición considera, según las fuentes consultadas, que asumir la presidencia de la Cámara no se traduce en visibilidad alguna para la coalición -y sí, en cambio, para quien ocupa ese puesto-, y que ejercer una responsabilidad cuyos réditos políticos resultan discutibles debe, como poco, someterse a debate. De la misma forma que Puig no oculta su complicidad con el presidente de Les Corts, la de Oltra con su compañero de coalición resulta más discutible.

Puig se dejó ver ayer con Morera. El jefe del Consell y el presidente de Les Corts mantuvieron una charla a la que se unió el vicesecretario socialista y portavoz parlamentario, Manolo Mata. Sobre la mesa, claro está, el futuro político del aún máximo responsable de la Cámara autonómica. La cita, a la vista de un buen número de personas, permitió sobre todo comprobar la complicidad existente entre los dos dirigentes. Puig considera que Morera ha mostrado lealtad institucional durante la legislatura que acaba de terminar, y por eso considera que podría continuar en el cargo otros cuatro años -si así lo propone su partido-. Pero también cree que si finalmente se nombra a otro responsable, el perfil del presidente del Bloc encajaría perfectamente para poder asumir la dirección de alguna conselleria del Botánico II. La cartera de Economía, que los socialistas pretenden asumir después de la cuestionable gestión de Rafael Climent, podría ser otra de las responsabilidades que se adaptarían al perfil del dirigente nacionalista.

Los elogios de Mata

Mata también se refirió ayer a Morera y consideró que como presidente de Les Corts «lo ha hecho bien, no es nada sectario, tiene una mentalidad abierta» y «dado que no puede venir el presidente del parlamento británico, Morera será un dignísimo presidente si su fuerza política lo propone».

Puig no pretende tomar posiciones respecto a quién debe presidir Les Corts o a las consellerias que dirigirá Compromís a espaldas de Mónica Oltra. La vicepresidenta y líder de la coalición no ha participado durante los últimos días en ningún contacto con dirigentes socialistas. Pero es posible que esa reunión se celebre en las próximas fechas. Desde grupo socialista de Les Corts se asegura que la relación entre Puig y Oltra, después de cuatro años de gobierno de coalición, es buena -más allá de decisiones puntuales que hayan podido generar tensión entre ambos-.

Con todo, la sintonía entre Puig y Morera es más que evidente. Los socialistas valencianos no desean llegar a una situación como la de hace cuatro años, cuando la lentitud en las negociaciones entre PSPV y Compromís, con el apoyo de Podemos, obligó a que los socialistas asumieran temporalmente la presidencia de la Cámara. Francesc Colomer asumió el cargo durante unas pocas semanas, el tiempo justo para concretar la investidura de Ximo Puig como jefe del Consell. Y después le cedió el puesto a Morera.

La composición de la Mesa es otro de los debates a abordar con cierta urgencia. Los cinco puestos de este órgano y el particular mecanismo de elección de sus miembros -tres votaciones, una para elegir presidente de la Cámara y otras dos para decidir los dos vicepresidentes y los dos secretarios- obligan a alcanzar acuerdos entre partidos.

La hoja de ruta más previsible indica que las tres formaciones de izquierda, PSPV, Compromís y Unides Podem-EU buscarán un pacto para repartirse la presidencia de la Cámara, una vicepresidencia y una secretaría. El PSPV ya ha dejado entrever que si la coalición que dirige Oltra asume de nuevo la presidencia de la Cámara, su candidata para la vicepresidencia será de nuevo Carmen Martínez, que ha ocupado ese puesto los últimos cuatro años.

Lo que la dirección del PSPV descartó ayer es la posibilidad de intentar que dos miembros de la Mesa pertenecieran a ese partido. Una opción que, de llevarse a cabo, permitiría a los socialistas disponer de mayoría en la Mesa pactando a voluntad con cualquiera de los otros tres partidos con presencia en el órgano encargado de dirigir los debates en la institución. «Todo el Botánico estará representando», se zanjó.

El partido de Oltra se presenta con Esquerra Republicana en Gandia

J.S. / Compromís se ha aliado con los independentistas de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), formación que en la Comunitat se denomina Esquerra Republicana del País Valencià (ERPV), en cuatro localidades de la Comunitat para las elecciones del próximo 26 de mayo. Las dos formaciones presentan listas conjuntas en las poblaciones de Gandia (bajo el paraguas Compromís Més Gandia Unida), el municipio más importante en el que concurren, Faura, Benifairó de les Valls y Algemesí.

No es la primera ocasión en la que la coalición econacionalista se presenta junto a Esquerra Republicana de Cataluña en la Comunitat, una formación con la que tiene algunos planteamientos similares.

El pasado fin de semana el diputado y exportavoz en el Congreso, Joan Tardà, acudió a la presentación de la candidatura de Faura que concurre con la marca electoral de 'Junts per Faura'.

El partido independentista también se presenta bajo el paraguas del PSPV en la localidad de Benavites donde han formalizado listas conjuntas. Pero es Esquerra Unida el partido valenciano que ha presentado más candidaturas con la formación independentista. En concreto, acuden en coalición o con un acuerdo electoral en casi una veintena de municipios, como Ribarroja, Carlet, Sueca o Castellón.

Esquerra Republicana del País Valencià estará presente el próximo 26 de mayo en 29 poblaciones de la Comunitat. En las pasadas autonómicas se presentó en solitario con una candidatura encabezada por el expresidente de la Generalitat Josep Lluís Albinyana. Obtuvo un total de 5.069 votos (el 0,19%). Con estos resultados se convirtió en la décima fuerza política valenciana por detrás de formaciones como Pacma o Som Valencians.