Puig anuncia 700 millones del Gobierno para pagar a proveedores

Ximo Puig, en un acto electoral ayer. / alberto saiz
Ximo Puig, en un acto electoral ayer. / alberto saiz

El jefe del Consell confirma la activación del FLA tras las críticas de Compromís por su escaso perfil reivindicativo ante el Ejecutivo de Sánchez

REDACCIÓN/E. P.

valencia. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, anunció ayer que el Gobierno central ha activado el Fondo de Liquidez Autonómico para la Comunitat Valenciana, que «permitirá la inyección de 700 millones de euros» para poder pagar «más de 50.000 facturas, sobre todo, de servicios fundamentales, además de subvenciones de dependencia, renta de inclusión, vivienda, colegios públicos y concertados o abogados y procuradores».

El anuncio del también candidato socialista a la presidencia de la Generalitat llega después de que diversos sectores hayan expresado su preocupación por el retraso en los pagos por parte de la administración autonómica. La conselleria de Igualdad, que dirige la líder de Compromís Mónica Oltra, llegó a revelar que el departamento de Hacienda, que dirige el socialista Vicent Soler, bloqueaba el pago de casi 100 millones de euros de ese departamento debido al retraso en la llegada de esos fondos del Ejecutivo central. Ayer, en plena campaña electoral, Puig anunció que la semana que viene comenzarán a realizarse los pagos.

«Es una buena noticia para miles de familias y empresas valencianas», subrayó el president en un comunicado de la Generalitat, tras explicar que esta misma semana tanto él como el conseller de Hacienda, Vicent Soler, habían mantenido conversaciones con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la última ayer mismo, y con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, para activar los recursos económicos para la Comunitat Valenciana.

Puig remarcó que éste será el año de la legislatura en que «más pronto se pondrán en marcha estos fondos», casi un mes antes que en 2018, cuando el FLA se activó el 7 de mayo, mientras en 2017 fue el 22 de mayo, y en 2016, el 6 de junio.

El presidente recalcó, no obstante, que «éstos son instrumentos de liquidez para atajar las tensiones de tesorería generadas por la situación de infrafinanciación de la Comunitat» e hizo hincapié en que los valencianos «lo que reclaman con toda rotundidad es la reforma del sistema de financiación para garantizar una solución definitiva al problema de la falta de recursos y un trato justo para la Comunitat Valenciana».

«La activación del FLA significa que la Generalitat tendrá 700 millones de liquidez para poder pagar más de 50.000 facturas que tenemos pendientes y que no habíamos podido aún abonar sobre todo porque hay una problema de financiación autonómica», señaló.