Puig acusa a Compromís de inventarse que no quiere ir al Senado

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig. / efe/manuel bruque
El presidente de la Generalitat, Ximo Puig. / efe/manuel bruque

El presidente vuelve a negar que el PSPV haya retirado la comparecencia para exponer el problema de la financiación

REDACCIÓN/AGENCIAS

valencia. La confusión acerca de una hipotética comparecencia del presidente Ximo Puig en el Senado sigue avivando el enfrentamiento entre los principales socios del pacto del Botánico. El jefe del Palau volvió a negar ayer que él o el PSPV hayan retirado su propuesta de explicar en la Cámara Alta las necesidades presupuestarias de la región. En realidad, lo hizo el PSOE cuando rectificó la petición que se había hecho en la Comisión General de Comunidades Autónomas del Senado.

El máximo responsable del Palau atribuyó la acusación de Compromís a la difusión de noticias falsas: «En el momento en el que alguien se inventa algo, va circulando y al cabo de un tiempo vuelve a aparecer». En cuanto al senador Carles Mulet, uno de los miembros de Compromís que se refirieron a la «retirada» de Puig, el presidente declaró que debe saber que no es una petición del presidente de la Generalitat, sino del Consell, donde también está Compromís.

Puig quiso resaltar «para qué sirve el Senado», porque cree que la Cámara territorial «carece de su propia esencia constitucional» si «boicotean y bloquean» la comparecencia de un presidente autonómico. El líder del PSPV encontró otras voces de apoyo en referentes históricos del socialismo valenciano, como Joan Lerma. El senador por Valencia aseguró que la comparecencia «sigue totalmente vigente pese a todo lo que han dicho desde PP, Ciudadanos e incluso Compromís». Precisó que actualmente, la petición se encuentra a la «espera de que la Mesa de la cámara, dominada por el PP, dé su visto bueno y ponga una fecha definitiva» para que Puig «pueda explicar un problema de primera magnitud».

Puig adelanta que no aceptará privilegios a Cataluña en el nuevo modelo de financiación

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, ha querido defender la labor del Consell en esta reivindicación y ha lanzado un mensaje para calmar los ánimos. Oltra se mostró «segura» de que Puig acudirá al Senado «a comparecer, a explicar y a exigir una financiación justa» para la Comunitat. Quiso poner paz entre ambas formaciones y no ve «más consecuencias a esta polémica, más allá de que estamos en verano, a lo mejor», ironizó.

El senador de Compromís, Óscar Mulet, el primero que denunció el paso atrás de Puig, insistió ayer que la intervención «no está ya entre las registradas en el Senado» y se ha preguntado «cómo es posible después de tanto esfuerzo» y «siendo tan consciente de la necesidad de modificar cuanto antes el sistema de financiación autonómico».

Oltra, en cambio, dijo desconocer «por qué en el Senado se ha dado esta explicación» sobre el supuesto rechazo de Puig a acudir a la cámara alta. De hecho, Mulet solicitó el pasado lunes la comparecencia de la Secretaria Autonómica de Hacienda, Clara Ferrando, miembro de Compromís, en el Senado para hablar de «los perjuicios del actual sistema de financiación». Los senadores de Compromís mantienen que tramitarán la solicitud de comparecencia de esta responsable si «prosigue el desinterés de los socialistas» en solicitar la presencia Puig en la Comisión General de las Comunidades Autónomas.

Desde la Comunitat se observan con atención los nuevos tiempos en la relación entre el Ejecutivo central y Cataluña. Puig calificó de «positiva» para el resto de España la «ruptura del hielo» entre las administraciones, pero advirtió de que en la Comunitat no aceptarán «privilegios de nadie» en clara referencia a que el modelo de financiación debe ser más justo y no perpetuar situaciones de maltrato. La Comunitat, según el jefe del Palau, aspira a tener también esa relación bilateral con el Gobierno central.

 

Fotos

Vídeos