El PSPV deja la puerta abierta a una coalición con Podemos y Compromís para el Senado

Miembros de Compromís aprobando las reglas de las primarias. / m. m.
Miembros de Compromís aprobando las reglas de las primarias. / m. m.

El líder de los socialistas valencianos señala que en su partido «primero vamos a reflexionar y después a actuar»

BURGUERA

valencia. Los socialistas tuvieron que asumir una dura lección en las últimas generales. Que en la Comunitat, solos, ya no tenían fuerza para lograr representación en el Senado. ¿Se arriesgarán a volverse a quedar sin otro representante en la Cámara Alta que el senador territorial, a la sazón Joan Lerma? Ante la pujanza de la derecha y el último precedente, Compromís no necesitó ni media hora desde que el presidente Sánchez convocó las próximas elecciones del 28 de abril para ofrecer una candidatura del tripartito al Senado. Los socialistas no supieron qué contestar el viernes. Ayer, aún no lo tenían claro. Por si acaso, han preferido dejar la puerta abierta porque, de hecho, el PSPV sí tenía intención de compatir lista de candidatos a la Cámara Alta con Compromís en los últimos comicios, iniciativa que se abortó desde Ferraz. Ayer, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ejerció de secretario general del PSPV para intentar no dar una respuesta firme. Puig señaló que «en este momento, de lo que se trata es de analizar de qué manera el PSOE puede ser más útil a la ciudadanía», por lo que, ante la propuesta de candidatura conjunta escogió un tono ambiguo: «Primero vamos a reflexionar y después a actuar».

Puig compartió un acto en Mislata con la ministra de Defensa, Margarita Robles. La propuesta de candidatura conjunta llegó por varias vías, a través de las redes sociales y por parte de la portavoz adjunta de Compromís en Les Corts Mònica Álvaro, quien apostó por una 'Confederación Botánica»', es decir, que PSPV-PSOE, Compromís y Podem concurran en una misma lista para el Senado.

Frente al órdago de los nacionalistas valencianos, Puig recordó ayer que apenas habían pasado 24 horas desde el anuncio de la fecha de las elecciones. El PSPV todavía está cuadrando nombres de sus listas autonómicas y ahora, de repente, aparecen las nacionales. El secretario general del PSPV destacó ayer que la próxima semana habrá una convocatoria de los órganos federales del partido. Puig, y los socialistas valencianos, no caminan solos de cara a los comicios, y en el PSOE no están las cosas como para aventuras electorales de tinte nacionalista sin el visto bueno previo de Ferraz. El líder de los socialistas valencianos, en cualquier caso, adelantó que propondrá una reunión de la Comisión Ejecutiva Nacional del PSPV. No obstante, «mi prioridad continúa siendo gobernar de la mejor manera posible para alcanzar los objetivos del Acuerdo del Botànic», precisó.

Ferri será el dos de Oltra

Compromís, que hace gala de realizar las primarias más abiertas posible, ha constatado ayer la circunstancia de que sus líderes no se pelearán por los puestos más sensibles de las listas para las autonómicas. La coportavoz de la coalición y vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, será la candidata a la Presidencia. Es la única militante que se ha presentado para liderar la lista de la coalición a las elecciones autonómicas. Se cerró ayer el plazo para avalar candidaturas, e igual que Oltra, el actual síndic en Les Corts, Fran Ferri, será el número dos por la provincia de Valencia. Casualmente, tampoco tendrá rival. El conseller de Educación, Vicent Marzà, repetirá como número 1 por Castellón. Sin rivales. La excepción que confirma la regla es la cabecera de la lista en Alicante. Será el puesto más disputado en estas primarias, con un total de seis candidatos. Entre ellos, destaca el conseller de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, Rafael Climent; así como la directora general de Transparencia, Aitana Mas; los diputados en Les Corts Josep Nadal y Marian Campello, así como la militante de Busot Alícia Climent y el militante de Alcoi Jordi Davó i Moltó.