El PSPV avisa a Oltra de que sólo habrá un nuevo Botànic con Puig como presidente

Oltra, Puig y Montiel durante la renovación del pacto del Botànic en 2017. / damián torres
Oltra, Puig y Montiel durante la renovación del pacto del Botànic en 2017. / damián torres

Mata descarta que se pueda gobernar «sin los socialistas como primera fuerza» y asegura que esto lo tienen que entender los electores de Compromís y Podemos

A. CERVELLERA

Valencia. El PSPV reunió ayer a su comité electoral para dar el pistoletazo de salida a las actividades de cara a las elecciones autonómicas del 28-A con una reunión con los candidatos valencianos al Congreso, al Senado y a Les Corts. En este encuentro se trazaron las líneas generales de unas semanas que se esperan muy intensas y Manolo Mata, portavoz de los socialistas valencianos en Les Corts y vicesecretario general del partido, aprovechó para mandar un aviso a Compromís: «Sin el PSPV como primera fuerza política nunca habrá otro Botànic».

Para Mata esto es algo «que tienen que entender los electores de Compromís y Podemos», ya que considera que si el PSPV no gana las elecciones autonómicas y Ximo Puig no repite como presidente de la Generalitat «volverá la derecha más cutre». Las palabras del cabeza de lista por la provincia de Valencia se intepretaron como una declaración de intenciones después de que la candidata de Compromís y vicepresidenta Mónica Oltra reviviese el debate de que no tenía que ser presidente el candidato de la fuerza más votada. Oltra insinuó así que trataría de sumar los apoyos de su partido a los de Podemos para reclamar la presidencia, tal y como intentó en 2015 tras las elecciones autonómicas.

Las relaciones entre el PSPV y Compromís no pasan por su mejor momento y, aunque los dos han manifestado la voluntad de reeditar el pacto del Botànic, los nacionalistas no han olvidado que Puig adelantó las elecciones autonómicas contra su voluntad. En este escenario se ha producido un progresivo acercamiento de Podemos, más partidario del adelanto, a los socialistas mientras que se ha distanciado de Compromís, ya que ha roto su pacto para las elecciones generales que también tendrán lugar el 28 de abril y ha ignorado una reunión que había sido solicitada por el partido morado. Pese a todo, desde Compromís no parecen dispuestos a acrecentar más el debate.

Los nacionalistas confían en que podrán sumar los apoyos de Podemos para hacer presidenta a Oltra

Estas declaraciones tienen lugar de cara al arranque de un ciclo electoral en donde no está asegurado que la izquierda pueda conservar el poder en la Comunitat y se reedite el pacto del Botànic aunque se espere que los socialistas ganen las elecciones. El portavoz del PSPV trató de evitar vincular este mensaje como un ataque directo a sus socios y recordó que ya vivieron dos elecciones generales mientras compartían el Gobierno con los nacionalistas y funcionó todo «razonablemente bien» porque son «conscientes de que la prioridad es continuar una senda que empezamos, un tren que no se va a parar».

Mata sí admitió la necesidad de diferenciarse de Compromís de cara al 28-A ya que apuntó que cada una de las formaciones «tiene su espacio político». Existe «una unidad de acción que no se puede romper» subrayó Mata, que incidió en que esperan «tener el mejor resultado de la historia desde hace muchos años en la Comunitat y que Compromís sea una pieza fundamental en el futuro a construir». Los socialistas aprovecharon la cita para presentar un buzón para recoger las principales demandas de la población y tratar de incorporarlas a su programa electoral de las elecciones autonómicas del 28-A.