Proyectos Temáticos adjudicó 400.000 € al socio sin solvencia cuestionado por Intervención

El director de la SPTCV, Antonio Rodes, junto al presidente y al conseller de Hacienda. /LP
El director de la SPTCV, Antonio Rodes, junto al presidente y al conseller de Hacienda. / LP

GGTECH ganó tres concursos de la empresa pública en un año y garantizó sus ingresos para mantener las condiciones del acuerdo

M. H/ H. E.Valencia

La Sociedad Proyectos Temáticos (SPTCV), la empresa pública a través de la que la Generalitat gestiona numerosos eventos turísticos, de ocio, culturales, deportivos, industriales o de innovación, quiere liderar el sector de los videojuegos no sólo en la Comunitat, sino posicionarse a nivel europeo. Para ello puso en marcha el Centro de Gaming y E-Sports en la Ciudad de la Luz de Alicante a través de una sociedad para la que necesitó de la ayuda de un socio privado. A día de hoy, a falta de que el Consell dé luz verde a la sociedad para la apertura del centro, la Intervención, el órgano de control interno de la Generalitat ya ha puesto la vista en esta figura mercantil formada por la propia SPTCV y por la empresa GGTECH Entertainment.

Uno de los aspectos sobre los que los auditores pusieron la lupa en su informe provisional fue en la solvencia del socio privado al que se unió la Administración para gestionar la nueva sociedad. El informe consideró que la aportación de 750.000 euros de la empresa se resumía sólo en la cesión de derechos de explotación durante cinco años de activos inmateriales y que esa situación «presentaba debilidades». Al fin y al cabo, la empresa se había constituido sólo cinco meses antes, y fue la única que se presentó al concurso que finalmente ganó.

Pues bien, pocos meses después, en noviembre de 2018 y en marzo de 2019, la mercantil se hizo con otros dos contratos por el mismo valor cada uno de 204.490 euros, para la organización y desarrollo de un evento de videojuegos en Alicante Puerto de Encuentro y otro de las mismas características para la presentación del Distrito Digital. Unas cantidades que garantizaban su solvencia, una de las condiciones para continuar en el acuerdo.

Intervención ha puesto numerosos reparos a la gestión de la empresa que dirige Antonio Rodes

Es decir, la propia Generalitat ha garantizado en buena parte la solvencia económica de la empresa de la que se ha hecho socia. La valoración, elaborada por una consultora externa, y presentada por el licitador en su día fue encargada por el propio interesado. Una de las dudas que se apunta es que la valoración económica de la aportación inmaterial de GGTECH -el valor de unos derechos por una liga de videojuegos y un futuro master- fue elaborada por la consultora Ernst&Young por encargo directo de GGTECH en base a unos flujos de caja y estados elaborados por la propia entidad. El socio privado es el que puso precio a su aportación inmaterial y SPTCV se limitó a informar. La Intervención considera que esa valoración se debería someter a una pericial por parte de expertos independientes para ver si el precio establecido es ajustado, algo que no ha hecho la empresa pública. La firma de Rodes se limitó a fiarse de los datos que aportó su socio privado sin buscar una segunda opinión. De esta manera, no se cumple el artículo 67 de la Ley de Sociedades de Capital.

Además, y según Intervención, «la valoración de la cesión de derechos presenta importantes debilidades» porque la SPTCV se convierte en responsable solidario «frente a la sociedad y frente a los acreedores sociales».

Hacienda dice que la empresa asociada «ha superado el doble de la facturación prevista»