El PP presume del ticket Bonig-Català en un acto de programa para mujeres

Bonig, ayer, saluda a las asistentes al acto celebrado en una cafetería del centro de Valencia. / manuel molines
Bonig, ayer, saluda a las asistentes al acto celebrado en una cafetería del centro de Valencia. / manuel molines

La presidenta popular propone una tarjeta con deducciones fiscales y descuentos para quienes se dedican a las tareas del hogar sin cobrar

BURGUERA VALENCIA.

El PP alardeó ayer de peso femenino por la vía de los hechos. Las populares jugaron la carta del 'aquí estamos nosotras. No lo superes, iguálalo'. La presidenta del PP en la Comunitat y candidata a la Generalitat, Isabel Bonig, lideró un acto para mujeres con representantes de diversos colectivos de la sociedad civil junto a la candidata a la alcaldía de Valencia, María José Català, y la cabeza de lista al Congreso por Valencia, Belén Hoyo. Una tricandidatura femenina en la que resaltó el ticket Bonig-Català. Al evento acudieron unas 150 personas, que llenaron el entresuelo de una céntrica cafetería de la Calle San Vicente de Valencia. Acudieron miembros de Tyrius, AVA, ATA, CERMI, Afamer, Mujeres en Igualdad, Jóvenes empresarias o la Federación del Secretariado Gitano, entre otras.

Abrió el turno de intervenciones Hoyo, quien aseguró que la idea de la reunión se le había ocurrido «a la jefa», es decir, a Bonig, quien previamente había desgranado varias promesas electorales ante los medios de comunicación.

Bonig avanzó que impulsará una ley de conciliación personal y profesional y de reconocimiento del trabajo realizado por trabajadores y trabajadoras en el hogar con medidas como la tarjeta 'Casa y Familia', con beneficios similares a los del Carnet Jove, y deducciones fiscales de entre 700 y 2.000 euros cuando hagan la declaración de la renta conjunta con su pareja, «sea hombre o mujer». En el caso de las mujeres y hombres mayores de 50 años que hayan trabajado pero ahora trabajen en sus casas y que cumplan los requisitos de la Seguridad Social la Generalitat pagará el 40% de las cuotas a las que deben hacer frente para esa jubilación.

Las aspirantes a la Generalitat y a la alcaldía coinciden: «No aceptamos lecciones de nadie»

Preguntada por el hecho de que colectivos feministas pidan el voto a partidos que no sean de derechas, Bonig indicó que las asistentes al acto y las candidatas populares son «tan mujeres como cualquier otra mujer» y lo que han conseguido ha sido «con mucho trabajo y mucho esfuerzo». En este sentido, hizo un «llamamiento a la centralidad, no irnos a los extremos y luchar y trabajar conjuntamente por una sociedad igualitaria donde no se excluya absolutamente a nadie, ni a hombres ni a mujeres. Lecciones de progresía al PP, no».

«Agradecería que otros no hablen en nombre de las mujeres, porque tenemos capacidad suficiente para pensar y para decidir y sería más provechoso, en lugar decir vota contra este o contra aquel, presentarles propuestas atractivas para que decidan libremente qué partido es el que les garantiza mejor futuro», indicó Bonig.

Català empleó ese mismo tono para reivindicar su candidatura, y recordó que antes de ser alcaldesa de Torrent «alguno pensaba que se iban a comer a la 'xiqueta» (Català accedió a la alcaldía torrentina a los 26 años), «pero no se me comió nadie. No acepto lecciones de igualdad de nadie, pero quiero igualdad para todos». Català lució y dio paso a Bonig, no sin antes recordar que «necesitaba» a la líder del PP al frente de la Generalitat, «su visión de mujer». El ticket femenino de las populares quedó, así, sellado.

Más