El presidente de Asturias no aceptará una financiación que no sea «multilateral»

EP/ S. P.

La promesa del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, hace apenas unos días, de reformar la financiación autonómica si es investido cambia el foco del debate del cuándo al cómo. Esta reforma la apoyan todas formaciones valencianas, que defienden un mayor peso al factor población, en contra del litoral Atlántico que quiere que se dé un mayor peso al coste de la prestación de servicios.

El presidente del Gobierno asturiano, el socialista Adrián Barbón, defensor del otro tipo de modelo, aseguró ayer que «no» va a aceptar una financiación que no se construya de «forma multilateral y que no vaya más allá de lo exclusivamente numérico». Asimismo, advirtió que el nuevo sistema «no ha de tener en cuenta» otros factores como la dispersión o el coste real de los servicios.

La posición de la Comunitat la apoyan territorios como Baleares, Andalucía o Murcia a la que podría sumarse la Comunidad de Madrid. Tanto en Murcia como en Madrid gobierna el PP con Ciudadanos.