El PPCV mira a María José Català

María José Català, en su escaño de Les Corts. / Irene Marsilla
María José Català, en su escaño de Les Corts. / Irene Marsilla

La dirigente popular gana apoyos en su partido para optar a la alcaldía de Valencia | Los partidarios destacan la experiencia en política local, su buen discurso y no tener vinculación con la última etapa de los populares en la ciudad

JC. F. M.
JC. F. M.Valencia

El triunfo de Manfred Weber en la carrera abierta en el PP europeo por convertirse en candidato a la presidencia de la Comisión Europea, y las consecuencias que esa victoria pueden tener sobre el horizonte político de Esteban González Pons, afectan a la incógnita más importante que el PP tiene por desvelar en la Comunitat Valenciana: quién ocupará el número uno de la lista de los populares al Ayuntamiento de Valencia.

González Pons, llamado a asumir la presidencia en funciones del PP europeo y una de las opciones que maneja Génova para encabezar la listas de los populares en las elecciones para el Europarlamento del próximo 26 de mayo, parece una opción cada vez más lejana para optar a la alcaldía del cap i casal. La dirección del PPCV ha admitido siempre que era la mejor opción aunque, en privado, algunos responsables apuntaban al problema que suponía las reiteradas negativas del vicepresidente del PP europeo a asumir ese cargo y el hecho de representar un perfil que tendría poco encaje con la nueva etapa que abre el liderazgo de Pablo Casado.

La relación de Català con la presidenta regional del PPCV ha mejorado a lo largo de la legislatura

¿Y entonces quién? Las fuentes de Génova y del PP valenciano consultadas por este diario coinciden a la hora de señalar que la vicesecretaria de política social de los populares de la Comunitat, y portavoz adjunta en Les Corts, María José Català, ha ganado enteros para ocupar ese puesto. Con experiencia en política municipal -fue alcaldesa de Torrent de 2007 a 2012-, discurso político solvente, 37 años de edad y sin vinculación con la última etapa del PP en la ciudad de Valencia -sacudida por el caso Taula, que tiene a un paso del banquillo a nueve de los diez concejales populares en el consistorio-, Català cuenta en la dirección nacional con algunos destacados apoyos. Su nombre formó parte de aquella desafortunada -porque no se informó al PPCV- encuesta impulsada por Génova para conocer cuál podría ser el mejor aspirante a la alcaldía y, según fuentes de la dirección nacional, la diputada autonómica fue una de las que obtuvo mejores resultados.

A ese respaldo de la dirección nacional -que aunque ha contemplado la opción de la doble candidatura para González Pons, también era consciente de las dificultades que encerraba ese nombre- se suma ahora el de la dirección del PPCV. Alguno de los pesos pesados en la actual dirección del partido admiten a este diario que la opción de Català es una de las que cuenta con más posibilidades de convertirse en el número uno de la candidatura de los populares para el Ayuntamiento de Valencia. Su perfil político, explican, y un nivel de notoriedad sensiblemente mejor que el del resto de posibles aspirantes, la ayudan a convertirse en una opción seria.

¿En contra? A Català siempre se le ha venido señalando porque, al haber sido alcaldesa de otra localidad, se le considera demasiado vinculada a ese otro municipio y no, en cambio, con la ciudad de Valencia. Otras fuentes remarcan en cambio que esa circunstancia no eclipsa que el PP tiene un proyecto de ciudad, que Català ha demostrado ser una buena gestora -en política municipal y también en la autonómica-, y que sus condiciones pueden resultar idóneas para disputar votos al resto de candidatos a la alcaldía.

Bonig sigue guardando la opción de un independiente como posible cartel electoral

Que Català pueda convertirse en la aspirante del PP a la alcaldía de Valencia tiene también una parte de 'descarte' por parte del PPCV. Las fuentes de la cúpula regional consultadas por este diario reconocen que otros nombres que han venido sonando para el puesto, como el del presidente de la gestora, Luis Santamaría, o el del exlíder provincial, Vicente Betoret, no cuentan con ningún respaldo en el entorno de Isabel Bonig.

De hecho, la apuesta de la presidenta regional está fuera del partido. Colaboradores de Bonig admiten en privado que la líder del PPCV, cuya relación con Català ha ido mejorando conforme avanzaba la legislatura, confía en el nombre de un independiente como la mejor opción posible para encabezar la candidatura a la alcaldía. En su contra, que si Génova no define sus candidaturas hasta después de las andaluzas del 2 de diciembre, el PPCV se jugará una plaza tan importante como Valencia a cara o cruz con alguien sin vinculación con el PP. El resultado de las andaluzas puede ser clave en la decisión final respecto al cartel electoral.

 

Fotos

Vídeos