El PPCV no contempla en ningún caso adelantar la fecha del congreso regional

La presidenta regional del PP valenciano, Isabel Bonig. /CONSUELO CHAMBÓ
La presidenta regional del PP valenciano, Isabel Bonig. / CONSUELO CHAMBÓ

La dirección popular cree un error plantear debates orgánicos sin saber aún si se repetirán las generales el próximo mes de noviembre

J. C. Ferriol
J. C. FERRIOLValencia

El presidente de la gestora que dirige el PP provincial de Valencia, Juan Ramón Adsuara, planteó el pasado viernes en una entrevista con este diario la conveniencia de que los populares de la Comunitat celebraran sus congresos, también el regional, antes de que finalice 2019. La propuesta va justo en la dirección contraria al calendario que ha venido marcando hasta la fecha el equipo que dirige Isabel Bonig, que no sólo apuesta por cumplir con el calendario previsto –que no prevé congreso alguno hasta 2021–, sino que únicamente contempla como excepción aquellos casos en los que existen gestoras dirigiendo el partido de forma provisional, como la provincia de Valencia o el cap i casal.

La dirección que encabeza Isabel Bonig no contempla un escenario distinto del que fija ese calendario. Y en todo caso, considera que abrir un debate de carácter orgánico respecto a la fecha de celebración de procesos congresuales choca con una circunstancia que, a fecha de hoy, sigue sin aclararse: la posibilidad de que la investidura de Pedro Sánchez fracase y los españoles vuelvan a ser convocados a las urnas el próximo mes de noviembre. «Parece que tiene más sentido estar ocupados en hacer oposición a Puig y a Oltra que en la fecha de los congresos», señaló una fuente del PPCV.

La propia líder regional, Isabel Bonig, ya ha dejado entrever que no tiene ninguna intención de acelerar la celebración del congreso regional. La líder popular fue aclamada como presidenta del PPCV en abril de 2017 con un porcentaje de votos superior al 94%. El nuevo congreso de los populares de la Comunitat debería celebrarse tras el congreso nacional, previsto inicialmente para febrero de 2021. «Y no hay ningún motivo para adelantarlo», se insistió respecto al PP valenciano, «igual que el congreso nacional o el del PP de Madrid».

Las impresiones de Adsuara en la entrevista concedida a este diario han provocado un intenso debate en el seno del partido. Su apelación a dejar en manos de los concejales del partido las decisiones que afectan a ese ámbito, pese a reconocer que su propuesta como líder provincial parte de la dirección nacional, fueron consideradas ayer como una contradicción evidente por parte del presidente de la gestora. «No deja de tener guasa que quien ha sido propuesto a dedo para un cargo –en alusión a su nombramiento como presidente de la gestora– hable de alguien que se impuso en su congreso con más del 94% de apoyos», se indicó.

En todo caso, lo que las declaraciones de Adsuara han generado son la percepción de que el presidente de la gestora –uno de los aspirantes a optar a la presidencia provincial cuando se lleve a cabo ese congreso– está más alejado de la presidenta regional de lo que se suponía hasta la fecha. Una circunstancia que, unida a la evolución orgánica que pueda tener la decisión de Pepe Císcar de renunciar como líder provincial del PP alicantino, puede alterar los equilibrios internos en el partido.

Más