La ley recurrida prevé que las mancomunidades se financien con «recargos sobre impuestos»

La ley recurrida prevé que las mancomunidades se financien con «recargos sobre impuestos»
LP

Los populares presentan su recurso en el TC contra la ley valenciana porque sólo busca«crear chiringuitos para enchufar a los suyos»

J. C. Ferriol
J. C. FERRIOLValencia

«Queremos poner freno al proceso de catalanización de la Comunitat que impulsan PSPV y Compromís». El presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, puso voz ayer a la presentación ante el Tribunal Constitucional del recurso contra la ley valenciana de mancomunidades que lleva la firma de 117 diputados nacionales del PP. La iniciativa, anunciada hace semanas por este diario, denuncia que la norma aprobada el pasado mes de octubre en Les Corts enmascara la puesta en marcha de las comarcas y recorta la autonomía de las corporaciones provinciales.

Sánchez acudió al Constitucional acompañado de algunos de los pesos pesados del grupo popular del Congreso, como el exportavoz Rafael Hernando o la diputada valenciana Belén Hoyo, que se ha encargado de coordinar la recogida de apoyos -117 firmas- para la presentación del recurso. Ante los medios, el dirigente alicantino justificó la presentación de la iniciativa y señaló que Cataluña «sufre un drama» con «familias separadas, amigos que no se hablan, empresas que se marchan y violencia en las calles», por ello sostuvo que el PP no quiere que «ese proceso de catalanización afecte a la Comunitat Valenciana y que vivamos en un corto período de tiempo este drama que está viviendo Cataluña», informa Europa Press.

«Esta ley de mancomunidades es claramente inconstitucional», remarcó Sánchez porque «priva a los ayuntamientos de organizarse como mejor crean conveniente, vacía de contenidos a las diputaciones y enmascara una ley de comarcalización, que necesitaría de dos tercios de Les Corts (para aprobarse), intentando organizar, por la puerta de atrás, territorialmente la Comunitat Valenciana de manera distinta».

Sánchez, que logra así visibilizarse como uno de los principales referentes valencianistas de su partido, consideró que lo que intenta PSPV y Compromís es un proceso análogo al de Cataluña con Jordi Pujol y con José Montilla a través de «la ley de Vegueries». Por ello, opinó que los dos partidos que forman el Consell «son un riesgo para la convivencia» en la Comunitat y «para el orden constitucional, a la España de las autonomías, de la Transición, del 78 y de la convivencia».

«Necesitamos sacar de la Comunitat Valenciana las garras del nacionalismo», llegó a proclamar el dirigente popular, que señaló: «Somos valencianos, no catalanes; hablamos valenciano, no catalán; tenemos una historia propia heredera del antiguo Reino de Valencia, y no queremos ser ni països catalans ni ningún invento separatista que en estos momentos PSPV y Compromís intentan imponer en la Comunitat Valenciana».

Tal y como ha venido explicando este diario, la ley contra la que se presenta el recurso tiene por objetivo «fomentar el desarrollo de las mancomunidades y de los municipios, configurando a estas como un eje básico en la prestación de servicios a los ciudadanos, mediante el desarrollo de una auténtica cultura asociativa como base para incrementar la eficiencia y eficacia de dicha prestación y como una referencia básica para las políticas de la Generalitat y el resto de administraciones de la Comunitat Valenciana», según se señala en su exposición de motivos. El texto de la ley hace continuas alusiones a las comarcas. El artículo tres de la norma prevé por ejemplo que las mancomunidades de la Comunitat Valenciana podrán solicitar ser calificadas de ámbito comarcal, siempre que su ámbito territorial se inscriba dentro de una de las demarcaciones territoriales contenidas en el anexo de la ley. Y esas referencias a las comarcas constituyen uno de los aspectos sobre los que se centra el recurso de los populares.

Chiringuitos

A las críticas a la ley valenciana de mancomunidades se sumó también ayer la portavoz de los populares en la Diputación de Valencia. Mari Carmen Contelles acusó a Puig y a Oltra de tratar de «anular y vaciar de contenido las diputaciones para crear 30 nuevos chiringuitos en los que enchufar a los suyos».

Contelles subrayó que esta norma «esconde una subida de impuestos a los valencianos que solo servirá para financiar la creación de 30 nuevas entidades supramunicipales». «Además, según el articulado de la ley, podrían llegar a crearse hasta 600 nuevos cargos públicos», censuró.

La popular explicó que el proyecto de ley, en su artículo 33, establece que los recursos económicos de las mancomunidades procederán, entre otros, de «los recargos sobre impuestos de la Generalitat o de otras entidades locales», así como cualquier otro «que pueda establecerse».

Contelles expresó el «respaldo» del grupo provincial al recurso ante el TC de los diputados nacionales del PP contra esta ley, por «la irresponsable actitud de Puig y Oltra impulsando una norma que ataca directamente a la distribución territorial y administrativa que reconoce la Constitución española». Una «actitud que responde a su interés por trasladar a la Comunitat todo el proceso que llevó el separatismo en Cataluña».

Más información

 

Fotos

Vídeos