La portavocía de Adsuara en la Diputación queda en el aire

La portavocía de Adsuara en la Diputación queda en el aire

Su resistencia a seguir la estrategia procesal del PP complica el liderazgo en la corporación del presidente provincial, que se mantendrá hasta después de las elecciones

Burguera .
BURGUERA .Valencia

El portavoz del PP en la Diputación de Valencia, y presidente de la gestora provincial, Juan Ramón Adsuara, se mueve en terrenos pantanosos. Arenas políticas movedizas que amenazan con tragarse un 'cursus honorum' que empezó como alcalde de Alfafar, reelegido en las últimas elecciones, lo que le permitía situarse como un posible referente en la provincia. Sin embargo, su liderazgo en la Diputación de Valencia del grupo popular ha arrancado con muy mal pie, de tal modo que fuentes de la dirección del PP en la Comunitat admiten que su futuro como portavoz en la institución provincial está en el aire.

Adsuara, según fuentes populares cercanas al diputado provincial, tampoco se siente entusiasmado por la situación que se está generando en el seno del grupo popular en la Diputación.

Ese cambio al frente de la portavocía del principal partido de la oposición en la corporación que preside el socialista Toni Gaspar no se producirá hasta después de las elecciones generales del próximo 10 de noviembre. Ese periodo de 'impasse' se impone a todo el PP de la Comunitat, que no está precisamente en su momento más calmado. Hay asuntos pendientes de resolver de gran enjundia. Sobre el tapete estaba el debate de cuándo celebrar los congresos del partido, tanto el regional como el de la provincia de Valencia, o el de la misma capital. En los dos últimos casos, los populares se manejan a través de gestoras, y así seguirán con total seguridad. Adsuara planteó en julio en una entrevista con este diario la conveniencia de que los populares de la Comunitat celebraran sus congresos, también el regional, antes de que finalice 2019. La propuesta iba justo en la dirección contraria al calendario diseñado por el equipo que dirige Isabel Bonig, que no sólo apuesta por cumplir con el calendario previsto –que no prevé congreso alguno hasta 2021–, sino que únicamente contempla como excepción aquellos casos en los que existen gestoras dirigiendo el partido de forma provisional, como la provincia de Valencia o el cap i casal. Esa excepción queda dinamitada, con seguridad este año, tras la repetición electoral.

En cualquier caso, y mientras los congresos lleguen, el PP debe continuar su actividad, en la mayor parte de las instituciones liderando la oposición. Adsuara, sin embargo, no parece muy cómodo en ese papel, según fuentes de la dirección del partido.

El alcalde de Alfafar no acudió este pasado miércoles a la reunión celebrada por los diputados del grupo popular de la corporación para abordar la personación de los populares en causas penales, cuya representación todavía recae sobre la exportavoz Mª Carmen Contelles, que se reincorporó a la actividad privada hace tres meses. Adsuara se resiste a asumir el liderazgo en las causas judiciales que en la pasada legislatura recayó sobre la exalcaldesa de La Pobla de Vallbona

Abordar este asunto figuraba entre los asuntos a tratar en la reunión convocada. Recientemente, la dirección regional había intentado agilizar el proceso. Adsuara, sin embargo, se resiste a asumir una personación que entronca con la estrategia del PP en la Diputación, donde la pasad legislatura puso en serios aprietos a los líderes de Compromís además de contribuir a la investigación en Divalterra, que finalmente le costó la presidencia a Jorge Rodríguez.