Podemos retrasa su congreso para dar imagen de unidad

A. CERVELLERA

valencia. Podemos vive una situación complicada. El portazo de Compromís a su oferta para concurrir juntos a las elecciones y la decisión de los econacionalistas de crear una alianza con Más País, la candidatura que encabezará Íñigo Errejón, ha hecho saltar todas las alarmas. Tras un buen resultado en los comicios del pasado abril en la Comunitat, el partido morado teme una importante caída en la nueva cita y por ello ha decidido retrasar el congreso que tenía que elegir al nuevo líder autonómico de la formación y que podía volver a revivir batallas internas.

El Consejo Ciudadano Valenciano de Podemos (CCV) se reunió ayer para tratar este tema y confirmó que el proceso interno se pospondría. El objetivo del proyecto que aún encabeza Antonio Estañ en la Comunitat (aunque ya anunció que no tratará de revalidar el cargo) es dar imagen de unidad en un momento muy delicado en el que está en duda que se puedan mantener los cinco diputados.

La otra opción encima de la mesa era mantener el congreso e impulsar una candidatura de consenso que liderase Naiara Davó, portavoz en Les Corts, pero la dirección ha decidido no arriesgar.